AstraZeneca cerró 2020 con un beneficio neto de 3.144 millones de libras (3.582 millones de euros), lo que equivale a más que duplicar las ganancias contabilizadas durante el año anterior, según las cuentas anuales publicadas por la farmacéutica británica.

El laboratorio facturó el pasado ejercicio 26.617 millones de libras (30.325,2 millones de euros), lo que supone un incremento del 9%. Por segmentos de negocio, la división de oncología facturó 11.455 millones de libras (13.050,8 millones de euros), un 23% más, mientras que la rama de biofarmacia se elevó un 3%, hasta 10.077 millones de libras (11.480,85 millones de euros).

Los ingresos procedentes de los tratamientos para enfermedades cardiovasculares, renales y del sistema metabólico fueron de 4.702 millones de libras (5.356,35 millones de euros), un 7% más, mientras que el área de medicamentos para enfermedades respiratorias y del sistema inmunológico facturó 5.375 millones de dólares (6.123 millones de euros), un 1% menos. El resto de medicinas contabilizó unas ventas de 5.085 millones de libras (5.792,6 millones de euros), un 4% menos.

El coste de los productos vendidos fue de 5.299 millones de libras (6.036,65 millones de euros), un 8% más, mientras que los gastos generales y administrativos se contrajeron un 3%, hasta 11.294 millones de libras (12.866,2 millones de euros). La partida de investigación y desarrollo (I+D) se redujo un 1%, hasta 5.991 millones de libras (6.825 millones de euros).

En el cuarto trimestre de 2020, AstraZeneca se anotó un beneficio neto de 1.005 millones de libras (1.144,7 millones de euros), más del triple que las ganancias del mismo periodo de 2019, tras un incremento del 11% de la facturación, hasta 7.410 millones de libras (8.440,,6 millones de euros).

Estreno en la dirección

AstraZeneca España anunció el pasado mes de septiembre el nombramiento de Ricardo R. Suárez como presidente de la compañía, que aseguraba que el directivo asumía su nuevo cargo “en una etapa clave para AstraZeneca, marcada por el compromiso con la inversión en la investigación y el desarrollo de potentes innovaciones, y por el liderazgo de sus tres áreas terapéuticas principales (oncología, cardiovascular, renal y metabolismo; y respiratorio)”.

El recién estrenado presidente cuenta con una experiencia de más de 20 años en AstraZeneca en Estados Unidos, donde ha liderado equipos de Ventas, Marketing, Médico y Acceso al Mercado que le han aportado un conocimiento integral de la compañía y de la industria farmacéutica.

Durante los últimos tres ejercicios, Ricardo ha sido vicepresidente senior de Acceso al Mercado en Estados Unidos y miembro del Comité Ejecutivo en este mismo país, donde ha mejorado e impulsado el acceso de los pacientes a los medicamentos de AstraZeneca.

Asimismo, ha contribuido a la sostenibilidad del sistema sanitario gracias a modelos innovadores sustentados en datos en vida real y la mejor ciencia desarrollada por la compañía, garantizando así el mayor impacto posible en la vida de los pacientes.

Ricardo R. Suárez es licenciado en Química y Sociología por la Universidad de N. Alabama.