Este martes se celebra el ‘Día de la Hostelería‘ con el objetivo de rendir un especial homenaje a todos los negocios hosteleros en España y poner de manifiesto la labor que desempeñan y su importancia para la actividad económica nacional.

Esta iniciativa, que forma parte de un proyecto internacional de Metro AG en el que participan 25 países, busca potenciar la actividad de los negocios hosteleros.

Facyre, junto a Hostelería de España, Euro-Toques y Makro, organiza este evento que reconoce la labor que desempeña este sector, en esta ocasión, en un contexto atípico y complicado por el impacto de la crisis de la COVID-19 sobre el segmento.

La Federación de Cocineros y Reposteros de España tiene como fin buscar el crecimiento y reconocimiento del mundo gastronómico, proteger su patrimonio y fomentar los vínculos culturales, mejorando la formación profesional dentro del sector gastronómico.

Este organismo cuenta con más de 8.000 asociados, siendo Pepa Muñoz su presidenta.

Chef y propietaria del Qüenco de Pepa, Muñoz fue designada presidenta de FACYRE en 2019, en sustitución de Mario Sandoval, quien fuera el Presidente durante los últimos 6 años.

Muñoz, además de ser una de las referentes del sector en la gastronomía española, se ha convertido en la primera presidenta de la Federación.

Qüenco de Pepa

Pepa desde niña fue una apasionada de los fogones. Con 9 años ya limpiaba calamares y boquerones en el negocio familiar y con 11 ya cocinaba al lado de su padre, Pepe, al que también acompañaba a los catering que daba por toda España.

Siempre inquieta, autodidacta pero asistiendo a los mejores eventos y congresos de gastronomía nacionales e internacionales, es en 2003 cuando, junto a su socia Mila Nieto, pone en marcha su particular interpretación de la gastronomía ya en el actual Qüenco de Pepa.

La reconocida chef busca la confianza sin límites de los clientes en la selección de alimentos que realiza con mimo, con cariño y siempre pensando en los comensales. Por ello, El Qüenco de Pepa siempre está lleno de clientes atraídos por una cocina con saber y sabor.

La máxima preocupación de Pepa es controlar el origen del producto cuidando siempre la sostenibilidad y por lo tanto respetando las temporadas. Para ello, el contacto directo con el agricultor, setero, pescador y ganadero facilitan lo anterior y hacen posible que Qüenco de Pepa se caracterice por sus productos.

La Huerta de Pepa

Pepa y Mila, con la valiosa ayuda de su hortelano José, tienen una huerta en la provincia de Ávila donde siembran pensando en sus clientes.

Tierra, agua y buenas semillas (algunas ancestrales) son los tres únicos ingredientes que entran en ese otro espacio gastronómico de Pepa: La Huerta de Pepa.

Entre borraja, calabacines, puerros, cebollas, y un largo etcétera, el tomate se ha convertido en el producto estrella de este espacio situado en la madrileña calle Padre Damián.

Una cuidadosa selección de semilleros, mucho mimo durante su desarrollo en la tierra y ningún pesticida. Así llegan a la tienda los productos que se ponen a disposición de los consumidores en La Huerta de Pepa.