Colonial ha acordado establecer un programa de recompra de acciones propias hasta fin de año por un máximo de tres millones de títulos, representativas del 0,59% del capital social actual de la socimi, y un importe no superior a 25 millones de euros, con el objetivo de dar cobertura al plan de entrega de acciones aprobado en junta de accionistas.

La compañía no comprará acciones a un precio superior al más elevado entre el precio de la última operación independiente y la oferta independiente más alta de ese momento en el centro de negociación donde se efectúe la compra, incluso cuando las acciones se negocien en diferentes centros de negociación, según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En relación al volumen, Colonial ha matizado que no comprará más del 25% del volumen diario medio de las acciones en el centro de negociación donde se efectúe la compra.

El programa de recompra permanecerá vigente desde el 16 de septiembre de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2020. Sin embargo, la fecha de finalización podrá anticiparse si, con anterioridad a dicho momento, se hubieran adquirido al amparo del mismo acciones por un precio de adquisición que alcanzara el importe monetario máximo, se hubiera adquirido el número máximo de títulos en ejecución del Programa de Recompra o si concurriera otra circunstancia que así lo aconsejara.

Banco Sabadell es el principal gestor del programa de recompra establecido por Colonial, cuyo CEO es Pere Viñolas Serra.

Dilatada trayectoria en el sector inmobiliario

Pere Viñolas Serra es consejero delegado de Colonial desde julio de 2008 y miembro de su Comité Ejecutivo.

A su vez, es miembro del Consejo de Administración de Societé Foncière Lyonnaise formando parte de su Comité Ejecutivo; miembro del patronato de ESADE; del Consejo de Administración de Bluespace, S.A. y del Consejo de Administración de European Real Estate Association (EPRA).

El empresario se incorporó en 1990 a la Bolsa de Barcelona como director del Servicio de Estudios. Posteriormente, fue nombrado subdirector general.

En 1997, se unió como director general a FILO, S.A., empresa inmobiliaria cotizada en bolsa en la que permaneció hasta 2001.

Posteriormente y hasta julio de 2008, ocupó el cargo de Socio y consejero delegado en el Grupo Financiero Riva y García. Ha sido presidente del Urban Land Institute en España, miembro del Consejo de Administración del grupo financiero Riva y García.

Entre 1994 y el año 2000, fue presidente del Instituto Español de Analistas Financieros en Catalunya.

El directivo es Licenciado en Ciencias Empresariales y MBA por ESADE y por la Universidad Politécnica de Cataluña y Diplomado en Ciencias Empresariales por la Universidad de Barcelona, donde también estudió Derecho.