La Despensa ha presentado este lunes la nueva campaña publicitaria de LaLiga, a la que describe como “un show sin igual con una gran carga de tensión que te mantiene en vilo hasta el último segundo”.

La agencia habla de LaLiga como “la mejor serie de la historia” y es que cada fan disfruta de 90 minutos trepidantes donde ellos no son meros espectadores, son parte de este gran espectáculo que después del último segundo de cada partido, sigue vivo en sus vidas y en las calles.

Emociones, ‘actores’ que improvisan en cada ‘capítulo’ y tecnología se unen para que cada partido sea único e irrepetible. La Despensa ha centrado en el territorio de las series y del entretenimiento la comunicación de LaLiga.

Porque así es LaLiga. Y porque #HayQueVivirla.

La Depensa no es una agencia de publicidad al uso. Al repasar sus trabajos queda constancia de que lo convencional no es lo suyo.

Miguel Olivares, socio fundador y director creativo de La Despensa, es una parte fundamental del éxito que La Despensa ha alcanzado en los últimos años.

El directivo se define a sí mismo como domador de hormigas, aprendiz de mago, filósofo de bar y pensador de sillón, catador de Nocilla, admirador de belleza, volador de cometas, motorista intrépido, amante del ahora, detractor amarillo de lo mediocre, pesadilla de profesores, cómico de su público, atleta en su juventud, viajero incansable y turista ocasional, voyeur de atardeceres, admirador de las estrellas, novio de la luna y, por distintos avatares de la vida, socio fundador y director general creativo de una extraña agencia de publicidad llamada La Despensa.