El profesionalismo de Kathleen Krüger es destacable, tanto que en el Bayern de Múnich la describen como “la mujer poderosa detrás del equipo poderoso”. Hoy, con 35 años, afianza su papel y el de otras mujeres en el fútbol. El trabajo que ha realizado en uno de los clubes más importantes de Europa es impecable, y prueba de ello es la reciente goleada del Bayern Múnich sobre el FC Barcelona en los cuartos de final de la Champions League.

Tras bambalinas hay todo un equipo de personas encargados de los jugadores, y entre una jungla de varones, destaca esta mujer.

Kathleen Krüger es la team manager del Bayern de Múnich y su nombre se ha convertido en sinónimo de jefa de la noche a la mañana. Es la única mujer en Alemania que posee ese título en un club de fútbol, lo que la convierte en alguien importante. Sin embargo, su historia en el equipo comenzó hace poco más de 15 años.

En el 2003, con 18 años, se unió al equipo femenil como mediocampista. Después de 5 años, 33 partidos y un gol anotado, finalizó su carrera futbolística para enfocarse en sus estudios en Gestión Internacional. Al tiempo que lo combinaba con su trabajo en el Bayern femenino en el área logística, se convirtió en asistente del director deportivo de aquella época, Christian Nerlinger. Se mantuvo en ese puesto hasta que, en 2012, Matthias Sammer lo sustituyó y Krüger fue promovida a Jefa de Equipo, cargo que mantiene en la actualidad. En su trayectoria con el equipo bávaro, ha trabajado junto a Jupp Heynckes, Pep Guardiola, Carlo Ancelotti y Niko Kovac.

El trabajo de Kathleen Krüger consiste en ser la mediadora del equipo. Ella es quien se encarga de la organización de los viajes y entrenamientos, está al tanto de la dieta y rendimiento de los jugadores, realiza actividades de mercadeo y citas con patrocinadores. En cualquier movimiento que se relacione con el equipo, ella está al pie del cañón. Pero más que eso, se ha vuelto una confidente dentro y fuera de la cancha para los miembros del equipo y del plantel.

Durante la pandemia del COVID, la team manager estuvo al pendiente de los futbolistas, asegurándose de que no les faltara nada y supervisando el cumplimiento de los entrenamientos en solitario. Luego de la reactivación de las actividades, en una rueda de prensa, el actual entrenador del Bayern, Hans-Dieter Flick, agradeció a Krüger por su labor, pues el aspecto y condición física de los jugadores lo demostraba.

Más allá de los apodos y elogios que recibe, ella se siente como una más del equipo. Se mantiene centrada en su trabajo, uno que asegura disfruta. “El hecho de que pueda trabajar en mi deporte, para mi club hoy, es un seis en la lotería”. No obstante, ella es quien marca el ritmo en el equipo.