Javier Sánchez-Prieto ha sido nombrado presidente y CEO de Iberia, sustituyendo así a Luis Gallego, quién a su vez ha sido designado consejero delegado de IAG, matriz de la aerolínea, cargo que empezará a desempeñar a partir del próximo 26 de marzo cuando Willie Walsh abandone el cargo.

Tal y como han subrayado los ejecutivos, Sánchez-Prieto cuenta con una excelente trayectoria, un amplio conocimiento y una destacada experiencia.

Bye-bye, Vueling

Este ingeniero aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid y licenciado en Administración de Empresas por la Universidad Complutense de Madrid ha liderado Vueling durante los últimos tres años. Entre 2013 y 2016 fue director financiero y de estrategia en Iberia, donde desempeñó un papel fundamental en el retorno a la rentabilidad de la compañía.

Anteriormente, fue director financiero de Iberia Express desde su creación en 2012 y previamente trabajó varios años desempeñando diversos cargos en el Grupo Uralita y en Air Nostrum.

Iberia, época de transición

Este nombramiento no ha sido el único movimiento que se ha llevado a cabo dentro de la aerolínea. Recientemente, Juan Cierco, actual director corporativo de Iberia, ha entrado en el Consejo de Administración.

Hace tres meses, IAG (Iberia, British Airways, Vueling, Air Lingus y Level) llegaba a un acuerdo con Globalia para la adquisición de Air Europa a través de su filial Iberia por 1.000 millones de euros.