Javier Sánchez-Prieto, actual presidente y consejero delegado de Vueling, ha sido nombrado presidente y CEO de Iberia en sustitución de Luis Gallego, quién a su vez se convierte en consejero delegado de IAG, matriz de la aerolínea, a partir del próximo 26 de marzo cuando Willie Walsh abandone el cargo. Por su parte, Marco Sansavini, actual director comercial de Iberia, asumirá el puesto de presidente y CEO de Vueling.

Walsh ha señalado que tiene la “certeza de que ellos son las personas idóneas para liderar Iberia y Vueling“, ya que ambos “han trabajado varios años en el Grupo y tienen una excelente trayectoria, lo que demuestra una vez más que contamos con profesionales de gran talento para liderar las compañías que forman parte de IAG”.

En la misma línea, Luis Gallego ha subrayado que tanto Javier como Marco “tienen un amplio conocimiento y experiencia en los mercados nacionales e internacionales. Me complace que formen parte de mi equipo cuando asuma mi nuevo cargo y tengo absoluta confianza de que ellos continuarán desarrollando la exitosa estrategia de las aerolíneas”.

Sánchez-Prieto ha liderado Vueling durante los últimos tres años. Entre 2013 y 2016 fue director financiero y de estrategia en Iberia, donde desempeñó un papel fundamental en el retorno a la rentabilidad de la compañía. Anteriormente, fue director financiero de Iberia Express desde su creación en 2012 y previamente trabajó varios años desempeñando diversos cargos en el Grupo Uralita y en Air Nostrum.

Marco ha sido director comercial de Iberia durante siete años liderando la transformación comercial y de la imagen corporativa de la compañía. Previamente, ocupó diversos cargos directivos en áreas estratégicas y comerciales en Alitalia y Air France-KLM. Sánchez-Prieto se ha mostrado entusiasmado y ha afirmado que para él es un gran honor liderar Iberia. La aerolínea ha emprendido una transformación excepcional y mi objetivo es continuar con el desarrollo de esta gran compañía”.

Sansavini, que toma el testigo de Sánchez-Prieto ha admitido que en los últimos siete años “he tenido la oportunidad única de trabajar junto a un gran equipo bajo el liderazgo de Luis. Estoy encantado de asumir el cargo de consejero delegado de Vueling y poder continuar desarrollando su exitoso modelo de negocio en el futuro”.

Iberia compra Air Europa a Globalia por 1.000 millones de euros