Luis Gallego, consejero delegado de Iberia, será el sucesor de Willie Walsh como CEO de IAG, según ha anunciado el holding formado por Iberia, Aer Lingus, British Airways y Vueling.

En concreto, Walsh ha decidido retirarse, y dejará su puesto como consejero y máximo ejecutivo de IAG el próximo 26 de marzo, dejando el Grupo de forma definitiva el 30 de junio de 2020.

En este sentido, el actual consejero del Grupo ha asegurado que “ha sido un privilegio para mi haber sido instrumental en la creación y desarrollo de IAG. He tenido el placer de trabajar con muchas personas excepcionales en estos últimos 15 años tanto en British Airways como en IAG. Luis ha sido un miembro clave del equipo y ha demostrado un verdadero liderazgo en estos años y no tengo ninguna duda de que será un gran Consejero Delegado de IAG”.

Por su parte, Gallego ha comentado que “ha sido un enorme placer trabajar con Willie durante estos últimos siete años y será un enorme honor para mí liderar esta compañía. Es un momento fascinante para IAG y estoy seguro de que podremos seguir construyendo sobre los sólidos cimientos que Willie nos deja”.

Por el momento, IAG no ha comunicado quién sustituirá a Gallego como consejero delegado de Iberia.

Más de 20 años en la industria aérea

Gallego inició su carrera profesional en la industria aérea en 1997, en Air Nostrum, y desde 2014 ha sido consejero delegado de Iberia.

Luis Gallego inició su vida profesional en el Servicio de Formación de Cuadros de Mando del Ejército del Aire. Trabajó en Aviaco, en INDRA y, entre 1997 y 2006, en varias posiciones en Air Nostrum, donde fue director técnico del taller de mantenimiento hasta su fichaje por clickair como director de Producción hasta la fusión de la aerolínea con Vueling.

En Vueling, Luis Gallego también fue director de Producción, con responsabilidad sobre operaciones de vuelo, instrucción, calidad y seguridad, mantenimiento y operaciones.

Este ingeniero aeronáutico por la Universidad Politécnica de Madrid y PDD por el IESE fue el encargado por Iberia para fundar Iberia Express en 2012, donde fue su consejero delegado hasta su paso a Iberia, primero como consejero delegado, el 27 de marzo de 2013, y desde el 1 de enero de 2014 como presidente ejecutivo de la compañía. Es también miembro del comité ejecutivo de IAG.

En Iberia ha liderado el proceso de transformación y modernización de la compañía con su Plan de Futuro. El primer año de su gestión consiguió reducir las pérdidas a la mitad y, en su segundo año, volver a los beneficios tras seis consecutivos de pérdidas, beneficios que han ido mejorando cada año desde entonces. Alcanzó acuerdos con todos los colectivos para reducir costes y mejorar la productividad, logrando un mejor clima laboral que se ha traducido en una significativa mejora de los índices de calidad y recomendación, que Iberia se haya convertido en 2017 en aerolínea cuatro estrellas Skytrax.

Un referente en transformación

El pasado mes de diciembre, el actual CEO de Iberia charló con la periodista Gloria Lomana sobre la importancia de la conectividad a nivel nacional durante el Forbes Summit Reinventing Spain celebrado en el Auditorio 400 del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Además, dedicó unas palabras en Forbes TV sobre la importancia de estar conectados en todos los sentidos para obtener óptimos resultados.