Javier Pérez Fortea, CEO de Globalvia. (Foto: Globalvia)

Un consorcio formado por Globalvia y la australiana Kinetic ha presentado una oferta pública de adquisición (OPA) por el grupo de Reino Unido Go-Ahead por un importe aproximado de 647,7 millones de libras (754,6 millones de euros).

Los consejos de administración del consorcio de Kinetic y Globalvia y de Go-Ahead (Bidco) han alcanzado un acuerdo en los términos de una adquisición en efectivo recomendada según la cual Bidco adquirirá la totalidad del capital social emitido y por emitir de Go-Ahead.

Se espera que la operación se cierre en octubre de 2022. No obstante, el final de la transacción está condicionado a la aprobación de la mayoría de los accionistas de Go-Ahead que representen el 75% del valor de las acciones de la compañía, así como a autorizaciones de controles de fusiones y adquisiciones y de inversiones extranjeras en la Unión Europea.

A través de la operación, los accionistas de Go-Ahead recibirán 1.500 peniques en efectivo y dividendo por cada acción, lo que representa una prima del 10,3% con respecto al cierre de este lunes. En concreto, serán 1.450 peniques y un dividendo adicional de 50 peniques por cada título, en sustitución de un dividendo final para el año fiscal que termina el próximo 2 de julio.

Más de treinta años de experiencia

Javier Pérez Fortea se incorporó a Globalvia en 2011 y dos años después fue nombrado consejero delegado de la compañía. El directivo es también miembro del BAB (Business Advisory Board) de UNECE (United Nations Economic Comission for Europe) para Europa desde abril de 2016 y miembro del Consejo Rector de la Cátedra Infrastructure Policy de la Universidad de Cornell desde octubre de 2016.

Ingeniero civil con más de treinta años de experiencia, comenzó su carrera profesional en el sector de la construcción y desde 1999 trabaja en el segmento de las APP de infraestructuras de transporte, habiendo participado en los mayores proyectos mundiales de esta naturaleza, como el H407 ETR en Toronto (Canadá).

Ha sido responsable de la financiación, construcción y explotación de proyectos de infraestructuras en catorce países de tres continentes diferentes. Trabajó en un proyecto de APP ferroviaria de 2.500 millones de dólares en Manila (Filipinas) y en Indonesia construyó una nueva ciudad de 500 millones de dólares en la selva de Irian Jaya con 3.500 trabajadores locales en sólo 18 meses.