La renovada Plaza de España de Madrid se estrena este lunes, tras dos años y medio de obras que han perfilado un espacio más verde con un millar de árboles que conecta con el Parque del Oeste, los Jardines de Sabatini, el Campo del Moro, Madrid Río y la Casa de Campo.

El extremo norte de la Gran Vía, escoltado por la Torre Madrid y el Edificio España, y vigilado de forma perpetua por Don Quijote y su fiel Sancho, contará ahora con un túnel de casi un kilómetro y un paseo arqueológico, además de carril bici y zonas de juego para los niños. Otro túnel unirá la calle Ferraz con la intersección de la cuesta de San Vicente y se ha ampliado hasta allí el túnel de Bailén que parte a la altura de la calle Mayor.

En 2017, durante el mandato de Manuela Carmena, se aprobó el proyecto de reforma de la plaza, llamado ‘Welcome Mother Nature’. Los trabajos comenzaron el ocho de abril de 2019 de la mano de los estudios de arquitectura Porras La Casta Arquitectos y Estudio Guadiana, cuyo proyecto fue el ganador del concurso.

Más de treinta años de trayectoria

Fernando Porras-Isla fundó, junto a Aranzazu La Casta, el estudio Porras La Casta Arquitectos en 1988, cuya actividad profesional, docente e investigadora se centra no solo en la arquitectura sino en el territorio, el paisaje y la cooperación internacional.

El trabajo que realizan Porras-Isla y La Casta a menudo incluye la colaboración con otros arquitectos, ingenieros y profesionales, ya que «valoramos especialmente la creatividad compartida y la interdisciplinareidad», aseguran.

Además, es director y socio de PORRAS GUADIANA ARQUITECTOS (PGA), un consorcio de estudios de arquitectura (constituidos para cada proyecto como una empresa conjunta) que están vinculados entre sí desde 2005. Está integrado por Estudio Guadiana y Porras La Casta Arquitectos.

Porras-Isla, arquitecto por la Universidad Politécnica de Madrid, es en la actualidad Catedrático de Diseño Urbano en la Universidad de Castilla la Mancha y Director de los talleres de Tesis de Proyectos en la Escuela de Arquitectura de Toledo.

En una etapa anterior, dirigió y editó las revistas ARCHITECTURE (1991-1993) y BAU (1995-2001).

La Escuela de Diseño de Harvard (GSD) concedía el duodécimo Premio Veronica Rudge Green en Diseño Urbano a Madrid Río, el parque lineal en Madrid, diseñado por el equipo dirigido por Ginés Garrido de Burgos & Garrido, en el que participó el equipo de Porras La Casta, entre otros.