Giorgio Armani, tras la presentación de su colección masculina para la temporada 2021/22, saludó y dio las gracias al público, pero no lo hizo solo como lo hecho a lo largo de la historia de la marca creada en 1974. El diseñador de 86 años salió junto a su mano derecha, Leo Dell’Orco, lo que muchos interpretaron como un anuncio de su sucesión.

“Gran parte de la colección es obra suya. Leo ha trabajado conmigo durante 47 años, y con el tiempo se ha vuelto más maduro, pero también más duro”, dijo Armani en el jardín de su sede de Via Borgonuovo, en el centro de Milán, donde se celebró el desfile.

En un mensaje tranquilizador, el popular diseñador añadió que “es tan bueno con la ropa de hombre como Silvana (sobrina de Armani) con la de mujer. Estoy preparando mi futuro con gente cercana a mí”, según publica La Vanguardia.