Una treintena de inscritos de nueve países diferentes, cerca de 300 regatistas de primer nivel y la ilusión de toda la ciudad, que disfrutará de este «museo flotante». En una semana dará comienzo la XV Edición de la regata Puig Vela Clàssica de Barcelona, que soltará amarras el próximo miércoles 13 de julio, y cuya espectacularidad podrá disfrutarse en las costas catalanas hasta el sábado 16 de julio incluido.

El Real Club Náutico de Barcelona, la playa de la Barceloneta, el Port Olímpic y el Port Vell se convertirán un año más en miradores de excepción. Desde luego una jornada de mar, viento y veleros de ensueño puede ser el mejor plan.

Sigue leyendo esta información en Nautik Magazine, el medio de comunicación de Forbes España sobre economía azul