Según International Data Corporation (IDC), Lenovo es la marca de ordenadores PC más vendida en el mundo, con una cuota de mercado del 23,9% y 20 millones de unidades despachadas al año. Cabe atribuir gran parte de ese liderazgo a las personas que integran la multinacional china, entre las que ocupa lugar preferente Fabio Capocchi, milanés de 44 años, físico de formación, humanista de talante, que dirige para España y Portugal varias áreas de la compañía, entre ellas la del marketing. Cuando no lo hace, dedica su tiempo a nadar, ver cine o meterse en la cocina. 

¿Cuál es el principal factor que influye en la decisión de compra por parte del consumidor medio: precio, prestaciones, sencillez, el prestigio o los valores de una marca…?

Fabio Capocchi: Son muchos los factores que influyen en la decisión de compra de un ordenador personal, un producto que requiere de un desembolso importante. Pero hay dos que son prioritarios, uno es la necesidad: el usuario hoy vive un momento de madurez tecnológica que le permite entender cuál será el uso final del ordenador, y en consecuencia decantarse por uno y otro modelo, y en este sentido poner a disposición del consumidor una gama tan amplia de productos como la de Lenovo es determinante. Nosotros contamos con una solución adecuada para cada usuario y eso nos posiciona siempre a la cabeza. Y, en segundo lugar, la confianza en la marca. Nuestra compañía lleva años trabajando para que los usuarios confíen en nuestros productos y la tecnología y el propósito que hay detrás, por eso somos de las marcas que prefieren tanto profesionales como particulares.

Se dice que hoy las marcas más que productos “venden” experiencias, sin embargo, da la sensación de que en el sector tecnológico —y salvo contadas excepciones— hay bastante uniformidad a este respecto; ¿qué experiencia “vende” Lenovo distinta de la de marcas de la competencia?

FC: En Lenovo no reducimos la oferta al hardware con ningún producto, mucho menos cuando se trata del centro de nuestras vidas, el PC. Es como considerar un automóvil como cuatro ruedas y un motor: sin duda es muchísimo más. Lenovo es una compañía clientecéntrica, la experiencia de usuario es la base del desarrollo de nuestros productos y por eso se tiene en cuenta cada detalle. Porque cada detalle marca la diferencia. Además, rodeamos al producto de software y una serie de servicios diseñados ad hoc para cada dispositivo, lo que conforma una experiencia 360 perfecta para su usuario. 

Menos conocida es la faceta de Lenovo en dispositivos de Realidad Virtual, ‘smart home’… ¿Es dar a conocer esos productos novedosos el principal reto que tienes por delante?

FC: El objetivo de Lenovo es hacer a través de la tecnología más fácil la vida para todo el mundo, y es por eso por lo que nos implicamos en la vida digital de los usuarios finales, adaptando para ellos la innovación del mercado. Llevamos años trabajando en la Realidad Virtual con producto exitoso en sectores tan potentes como la educación o el gaming. Y año a año nuestra oferta en productos inteligentes para el hogar crece para ofrecer funciones cada vez más útiles y atractivas. Uno de los retos al que nos enfrentamos en la industria, y en Lenovo, es en el desarrollo de software que derive en un ecosistema perfecto con el hardware existente y el la provisión de contenidos de calidad para hacerlo redondo. 

Lenovo está muy vinculado con el deporte: es patrocinador de motociclismo, eSports, baloncesto… ¿Por qué esa preferencia por el deporte? 

FC: Es cierto que últimamente hemos llegado a acuerdos importantes con partners deportivos, pero en Lenovo no existe una preferencia especifica por el deporte: cada patrocinio es muy importante para nosotros, todos guardan un aspecto tecnológico muy potente y todos coinciden con nuestra compañía en valores fundamentales como la superación, el trabajo bien hecho y el esfuerzo en equipo. Con Ducati, por ejemplo, hemos trabajado para proveer al equipo de la capacidad de cálculo, prácticamente en tiempo real, de los datos de las telemetrías que permite conocer al detalle el rendimiento de cada moto y piloto para mejorar sus tiempos y su desarrollo. Para nuestro equipo de eSports, Heretics, disponer de la mejor tecnología se traduce, sin ninguna duda en triunfar en las competiciones más exigentes. Y algo parecido pasa con el equipo Lenovo Tenerife de baloncesto, que recibe el apoyo de nuestra tecnología a la hora de crear contenidos en tiempo real para hacer streaming durante los partidos. Donde hay pasión, allí estamos.

¿Qué es lo más excitante de tu trabajo?

FC: Trabajar con los equipos para dar solución a los problemas a los que nos enfrentamos cada día para aportar valor a la innovación global. También disfruto muchísimo diseñando nuevas acciones y estrategias que hagan que Lenovo marque la diferencia, no solo en el mercado sino también con nuestra comunidad. 

El ‘marketing’ se basa mucho actualmente en el análisis de datos, pero ¿hasta qué punto es importante el perfil humanista en un CMO para conocer (o incluso anticiparse a) las necesidades de la sociedad?

FC: Vivimos la era de los datos, eso es innegable. Pero aún es importantísima la implicación del ser humano en su medición y las decisiones que hay detrás de ellos. La tecnología ha dejado patente durante estos años de pandemia complicados que es mucho más. Que puede hacer que una compañía siga en marcha y que las personas que trabajan en ella estén conectadas con sus equipos y con sus familias para ser felices y conseguir al final una organización feliz y fructífera. 

¿Cómo se aprende a liderar equipos?

FC: En este momento tengo el honor de liderar un departamento de más de 20 personas, todas ellas fantásticas. A mí manera de entender, liderar un equipo es permitir que mi gente desarrolle el máximo potencial, redirigiendo toda la energía en una misma dirección que confluye en los objetivos de la compañía.

Toda tu trayectoria se ha centrado en tecnología: ¿cuál es el mayor desafío de hacer ‘marketing’ en este sector?

FC: El reto mas grande en esta industria creo que es la velocidad con la que cambia la tecnología, por esta razón no podemos enfocarnos solo en la tecnología, hay que transmitir de forma muy clara cuál es la misión de la compañía y cómo esta impregna cada producto. 

Estudiaste Física: ¿te ha ayudado tu bagaje científico a desenvolverte en empresas de tecnología?

FC: Creo que mis estudios me han ayudado definitivamente en dos direcciones: para distinguir las cifras desde un punto de vista macro del micro, valorando ambos de un modo correcto, y por otro lado a mirar cada problema con más de un enfoque.

¿Qué consejo profesional le darías a tu yo de hace 20 años, cuando empezabas a trabajar?

FC: Fabio, disfruta cada día porque vas a tener una vida increíble y… ¡aprende español!