Parece que ni siquiera el cementerio es inmune a la inflación. Los 13 artistas, atletas y animadores fallecidos en la lista de este año de las celebridades fallecidas con mayores ingresos ganaron un récord de 1,6 mil millones de dólares, lo que representa un aumento del 72% sobre el total del año pasado. Se trata de la mayor cifra anual desde que comenzamos a rastrear las ganancias desde la tumba en 2001

En séptimo lugar está Leonard Cohen, que falleció a los 82 años tras una caída el 7 de noviembre de 2016. Ingresa 55 millones de dólares.

La publicación y los masters del cantante de «Hallelujah» fueron adquiridos por Hipgnosis, una empresa de administración de música y propiedad intelectual que cotiza en bolsa y dirigida por Merck Mercuriadis, que ha manejado actos que van desde Beyoncé y Elton John hasta Guns N ‘Roses y Morrissey. Cohen no estaba demasiado preocupado por los problemas de dinero mientras vivía: después de que su gerente «se apropió indebidamente» de unos 5 millones a mediados de la década de 2000, Cohen comió con un amigo abogado de la industria en el Four Seasons de Los Ángeles. “Estoy muy nervioso preguntándole [a Cohen] si está enfadado”, recuerda el abogado. «Él dice: ‘No, ¿de qué serviría eso?’ El tipo era tan zen, es increíble».

Haz clic aquí para leer la lista completa.