El gigante de la gasolina y la energía Shell ha recuperado su puesto como primera empresa pública europea en la clasificación Forbes Global 2000, desplazando al gigante automovilístico alemán Volkswagen AG al segundo puesto.

La empresa anglo-holandesa con sede en Londres y una distintiva marca amarilla y roja que se ve en las gasolineras europeas, está valorada en 211.000 millones de dólares este año, un aumento de casi el 40% en el ejercicio y más del doble del valor de Volkswagen AG, que ocupa el segundo lugar.

Este mes de mayo, Shell ha comunicado sus beneficios correspondientes al primer trimestre de 2022, siendo los más altos de su historia con 9.130 millones de dólares, tras la fuerte subida de los precios del petróleo, agravada por la invasión rusa de Ucrania que comenzó el pasado mes de febrero y el régimen de sanciones impuesto a Rusia desde entonces. Tras haber caído hasta el puesto 324 de la lista Forbes Global 2000 en 2021, Shell ha remontado hasta ocupar el puesto 16 a nivel mundial este año.

Volkswagen y Total, ‘top 3’

En el segundo puesto de Europa, Volkswagen AG, el famoso gigante automovilístico alemán que fabrica algunos de las marcas más conocidas del mundo del motor –Porsche, Audi, Lamborghini, Bentley– ha perdido más de 60.000 millones de dólares de valor en los últimos doce meses. Fabricantes de automóviles como la firma alemana han recortado su producción debido, en parte, a la grave escasez mundial de chips y a las continuas repercusiones de su escándalo sobre las emisiones de diésel, que han hecho caer el precio de sus acciones alrededor de un 30% desde que se publicó la lista del año pasado.

La siguiente en la lista es Total SA. Este otro gigante europeo del petróleo y el gas ha subido junto a Shell por muchas de las mismas razones, y la empresa que el año pasado ocupaba el puesto 344 en el Forbes Global 2000, se ha disparado hasta los 30 primeros (29) este año. Aparte del petróleo, el gigante alemán de los seguros Allianz y el mayor banco británico HSBC completan los cinco primeros puestos.

*Metodología

Desde 2003, la lista Forbes Global 2000 mide las mayores empresas públicas del mundo en función de cuatro parámetros igualmente ponderados: activos, valor de mercado, ventas y beneficios.

En esta ocasión, la lista se elabora con datos de FactSet Research y nuestro cálculo del valor de mercado se basa en los precios de cierre a 22 de abril de 2022. Todas las cifras son consolidadas y en dólares estadounidenses.

En términos de grandes empresas y geografía, originarias de Alemania, Francia y Reino Unido –las tres potencias económicas dominantes de Europa– se incluyen en la clasificación 52, 54 y 57 compañías, respectivamente.

Si bien la lista del año pasado estuvo teñida por la pandemia y los cambios en el entorno empresarial, este año el poder de la gasolina tras la invasión rusa de Ucrania subraya algunos de los cambios más notables.