Los Juegos Olímpicos de Tokio están sirviendo de escenario para las competiciones de algunas de los atletas más jóvenes de la historia de los Juegos Modernos. Todas mujeres. Muchas de ellos no llegan, ni siquiera, a tener edad suficiente para votar en unas elecciones. Y, a pesar de su corta edad, no han viajado hasta el país nipón simplemente para jugar. Algunas de ellas ya han batido récords en sus respectivos eventos. Quizás algún día también se sumen a la lista de los olímpicos mejor pagados.

El competidor más joven de Tokio era la prodigio siria del tenis de mesa de 12 años, Hend Zaza, quien salió de los Juegos el pasado sábado después de perder 4-0 en su partido de primera ronda contra la austriaca Liu Jia, de 39 años.

La segunda atleta olímpica más joven de Tokio es Kokona Hiraki, de 12 años, una patinadora de skate (deporte que se estrena en los Juegos este año) japonesa, que es la atleta más joven de la selección de su país en estos Juegos de Verano.

Hiraki no es la única patinadora infantil que compite en Tokio: se enfrentará a la británica Sky Brown, que acaba de cumplir 13 años este mes, que también es la menor de los deportistas de la selección del Reino Unido.

A este mismo deporte también pertenece la atleta más joven de la delegación española. Con 16 años, la coruñesa Julia Benedetti, que aún estudia Primero de Bachillerato, se subirá a competir en su monopatín en Tokio.

Otra de las competidoras más jóvenes de los Juegos es Quang Hongchan, de la selección China. Esta atleta de tan solo 14 años compite como saltadora de trampolín en el evento femenino de plataforma de 10 metros.

Otra joven de 14 años, Summer McIntosh, de Canadá, estableció un nuevo récord de la natación en su país, el pasado domingo, cuando terminó una serie de 400 metros estilo libre en 4:02:72.

Katie Grimes, una nadadora de 15 años, es la integrante más joven del equipo de natación de EE UU. La medallista de oro Katie Ledecky, que debutó en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 a los 15 años (ahora tiene 24), llamó a Grimes «el futuro» del deporte durante los entrenamientos olímpicos.

El récord del más joven de la historia

El atleta olímpico más joven de la historia moderna de los juegos en ganar una medalla fue Dimitrios Loundras, un gimnasta griego de 10 años que ayudó a su equipo a ganar el bronce en las barras paralelas por equipos en los Juegos de Verano de Atenas de 1896. Loundras no volvió a competir en otros Juegos, pero sí formó parte del comité olímpico de Grecia cuando ya era adulto.

¿Edad límite?

No existe una edad mínima universal para los atletas olímpicos establecida por el Comité Olímpico Internacional, pero los deportes individuales tienen límites de elegibilidad. Los gimnastas, por ejemplo, deben tener 16 años para competir en los Juegos, mientras que los boxeadores deben haber cumplido 18. El patinaje olímpico, en particular, no tiene un requisito de edad mínima, lo que abre la puerta a competidoras jóvenes como Brown e Hiraki.

Los jóvenes atletas que compiten en Tokio este año lo están haciendo durante unos Juegos sin precedentes. Después de un año de retraso por la pandemia de coronavirus, los Juegos avanzan con estrictos protocolos para la pandemia. El domingo, los organizadores dijeron que 137 personas conectadas a los Juegos Olímpicos habían dado positivo por coronavirus, incluidos más de una docena de atletas olímpicos que desde entonces han sido retirados de la competencia.