Miles de millones de espectadores. El apoyo moral de las todas las naciones. Semanas de abundante cobertura de los medios de comunicación de todo el mundo. La gloria olímpica es un sueño embriagador hecho realidad para muchos atletas. Sin embargo, pocos lo hacen por dinero, y ciertamente no es una manera fácil de hacerse rico.

Pagar por entrenadores, por el tiempo en las instalaciones y por los equipos de última generación (que pueden costar decenas de miles de dólares) puede convertir la oportunidad de competir en un enorme gasto de dinero. Para algunos, el coste del viaje a los Juegos Olímpicos es tan alto que tienen que recurrir a campañas de micromecenazgo para poder pagarlos. En 2016, miles de personas donaron 750.000 dólares para ayudar a financiar el traslado de más de 140 deportistas. Ganar en sus disciplinas también ayuda a sufragar algunos de los gastos: cada medallista de oro de se lleva a casa 37.500 dólares, la plata son 22.500 dólares, y el bronce, 15.000 dólares. Y aun así, se queda corto.

Si bien algunos campeones están respaldados por patrocinios lucrativos — y una victoria aumenta las posibilidades de conseguirlo—, la forma más segura de salir de Tokio este verano con ganancias es llegar con ellas. Y todo gracias a una decisión tomada hace décadas que permite competir a los atletas profesionales. Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 volverán a albergar no solo a aspirantes, sino también a algunos de los atletas mejor pagados del mundo.

Entre los deportistas profesionales que más dinero ganan y que irán a Tokio: tres tenistas profesionales, un golfista y cinco jugadores de la NBA. Dos menos que la semana pasada, uno por una lesión y otro porque los protocolos del covid-19 le han obligado a retirarse. Además, las finales de la NBA aún se está jugando, con lo que podrían caer más antes del inicio de los Juegos. Estos son los nueve atletas olímpicos con mayores ingresos. En total, durante el año pasado, suman 353 millones de dólares.

Kevin Durant, jugador de balocesto (EE UU). Ganancias totales: 75 millones de dólares

El alero estrella de los Brooklyn Nets, Kevin Durant, que ya tiene dos medallas de oro olímpicas, ha visto cómo sus inversiones fuera de la cancha rivalizan con su prolífico juego. El dos veces campeón de la NBA es el magnate multimedia más reciente de la liga con la red de medios Boardroom, una participación en Philadelphia Union de la MLS y su propia firma de capital de riesgo, Thirty Five Ventures. Esta es la segunda vez que Durant lidera al equipo de EE UU Sin LeBron James o Kobe Bryant, quienes fueron a los Juegos Olímpicos por última vez en 2012. Es la tercera aparición de Durant en los Juegos Olímpicos y se espera que lleve al equipo de EE UU a un cuarto oro consecutivo.

Naomi Osaka, tenista (Japón). Ganancias totales: 60 millones de dólares

Por segundo año consecutivo, Naomi Osaka ha batido los récords de ganancias de las atletas femeninas, superando a la veterana Serena Williams y la ex poseedora del récord Maria Sharapova. La joven de 23 años, considerada como la nueva cara del tenis, ganó 55 millones de dólares en patrocinios y 5 millones más en premios en solo 12 meses. Con más de 20 socios patrocinadores, incluidos más recientes —Google, Louis Vuitton, Workday y Levi’s— Osaka ocupa el puesto número 12 en la lista de atletas mejor pagados de Forbes para 2021. La ya cuatro veces campeona de Grand Slam consiguió su primera colaboración con Barbie este año como parte de la línea de muñecas Role Model de la marca, que actualmente está agotada debido a la gran demanda.

Damian Lillard, jugador de baloncesto (EE UU). Ganancias totales: 40.5 millones de dólares

El base armador de los Portland Trailblazers y seis veces All-Star de la NBA, Damian Lillard, ha demostrado al mundo del deporte que no es solo un anotador de embrague, sino un imán de marketing. El jugador de 31 años ha acumulado acuerdos de patrocinio con Adidas, Gatorade, Hulu y 2K Sports, entre otros. En 2014, Lillard renegoció un nuevo acuerdo de diez años con Adidas por valor de 100 millones de dólares para su línea de zapatos más vendida, Dame. Lillard, también conocido por su alias de rap Dame D.O.L.L.A (Different On Levels the Lord Allows), ha lanzado tres álbumes de estudio bajo su propio sello discográfico, Front Page Music. El atleta olímpico aparece por primera vez tanto en la banda sonora de la nueva entrega de Space Jam como en la película (interpretando el papel de Chronos).

Novak Djokovic, tenista (Serbia). Ganancias totales: 34.5 millones de dólares

El jugador mejor clasificado del mundo es el único miembro de los tres grandes del tenis masculino que se presentará en los Juegos Olímpicos de Tokio, tras las recientes retiradas de Roger Federer y Rafael Nadal. Novak Djokovic mantuvo a los fanáticos del tenis al borde de sus asientos este mes con su victoria de regreso en Wimbledon contra Matteo Berrettini. El triufo le valió el empate con Federer y Nadal en la mayor cantidad de victorias de Grand Slam en su carrera, a quienes planea superar en el US Open en septiembre. El líder en premios en efectivo de la carrera del tenis se llevó a casa 2.4 millones de dólares en premios por su victoria en Wimbledon para engrosar un patrimonio ya impresionante. La estrella serbia de 34 años ganó 30 millones de dólares fuera de la cancha, con acuerdos de patrocinio con compañías como Lacoste, Peugeot, NetJets y el fabricante austriaco de equipos de tenis Head.

Riry McIlroy, golfista (Irlanda del Norte). Ganancias totales: 32 millones de dólares

Rory McIlroy, considerado como uno de los nombres más importantes del golf junto a Tiger Woods y Phil Mickelson, también se ha convertido en uno de los jugadores más comercializables de este deporte. El jugador de 32 años recaudó 29 millones de dólares durante 12 meses, al asociarse con marcas como Nike, Omega y UnitedHealth Group. El día que más ha ganado McIlroy en el campo hasta la fecha fue cuando ganó la Copa FedEx 2019, por lo que se embolsó su 15 millones de dólares. También obtuvo beneficios ese año después de fundar GolfPass con NBCSports, un paquete de transmisión de suscripción digital que cuestsa 10 dólares por mes con instrucciones exclusivas de la propia estrella del golf.

Devin Booker, jugador de baloncesto (EE UU). Ganancias totales: 30.5 millones de dólares

La incipiente superestrella de la NBA, Devin Booker, ha conquistado el mundo del baloncesto, catapultando a los Phoenix Suns a los primeros puestos de la liga con la ayuda de un rejuvenecido Chris Paul. Sin embargo, la persecución por el campeonato de Booker podría arruinar sus sueños olímpicos, si la final de la NBA llega a un séptimo juego el 22 de julio: tendría que elegir entre descansar y extender una temporada ya larga. El deportista de 24 años, que ha sido comparado con el fallecido Kobe Bryant, se convirtió en el jugador mejor pagado en la historia de los Suns al firmar un contrato por cinco años con valor de 158 millones de dólares en 2018. El dos veces All-Star de la NBA gana 7 millones fuera de la cancha, y sus patrocinadores incluyen a Nike y Call of Duty.

Kei Nishikori, tenista (Japón). Ganancias totales: 30.5 millones de dólares

En los Juegos Olímpicos de Río en 2016, Kei Nishikori reclamó el bronce y dio a Japón su primera medalla de tenis en 96 años (una sequía no tan mala como parece dado que el deporte fue eliminado del programa olímpico después de 1924 y no regresó hasta 1988). Eso siguió a otro gran logro en el Open de Estados Unidos de 2014, donde se convirtió en el primer jugador asiático en la historia en llegar a una final de Grand Slam masculino. El jugador de 31 años gana 30 millones de dólares en patrocinios de marcas como Japan Airlines, Lixil y Nissin. Toddas ellas figuran como socios olímpicos oficiales. Jugando en casa, Nishikori debería ser una de las caras de los Juegos de Tokio.

Khris Middleton, jugador de baloncesto (EE UU). Ganancias totales: 27 millones de dólares

Al igual que su oponente en las finales de la NBA, Devin Booker, el swingman de los Milwaukee Bucks, Khris Middleton, ha dicho que tiene intención de jugar en los Juegos Olímpicos y está incluido en la lista del equipo de EE UU. Pero su estatus podría cambiar si las finales de la NBA se extienden a siete juegos, como le ocurre a Booker. Middleton volvió a firmar con los Bucks en 2019 con un contrato de cinco años por 178 millones de dólares después de consolidar su lugar como la segunda opción del equipo detrás de Giannis Antetokounmpo. El dos veces All-Star de la NBA de 29 años tiene asociaciones con Nike, Verizon, Panini y Unilever, pero gana casi todo su dinero en la cancha.

Jrue Holiday, jugador de baloncesto (EE UU). Ganancias totales: 23 millones de dólares

Una docena de años después de que comenzara su carrera en la NBA, Jrue Holiday representará al equipo de Estados Unidos por primera vez en Tokio. Lo único que se interpone en su camino es la batalla final de la NBA de los Bucks con los Suns. El guardia de 31 años tiene una cartera de patrocinios de 2 millones de dólares, que incluye acuerdos con Nike, Microsoft, ONYX, Momentous, Amp y Panini. A principios de este año, acordó quedarse en Milwaukee con una extensión de contrato de cuatro años por valor de al menos 134 millones de dólares.

METODOLOGÍA

Para realizar esta lista, Forbes ha hecho un seguimiento de los ingresos recaudados entre el 1 de mayo de 2020 y el 1 de mayo de 2021, basándose en conversaciones con expertos de la industria. Las cifras de ganancias, que se redondean al medio millón más cercano, incluyen tanto los ingresos en el campo (de premios, salarios y bonificaciones) como los ingresos fuera del campo (de patrocinios, tarifas de presentación y acuerdos de licencia). Las cifras de la NBA reflejan un recorte del 20% en los salarios base de los jugadores para dar cuenta del ajuste del depósito en garantía pandémico de la liga para la temporada actual.