El día de su estreno, en 2009 la película Avatar logró una recaudación de 27 millones de dólares. Tras su primer fin de semana en taquilla, esta cifra aumentó hasta los 241 millones. Diecisiete días después de llegar a las salas de cine se coronó como el filme que más rápido había recaudado cien mil millones de dólares. A las tres semanas cumplidas era ya la película más taquillera de la historia hasta la fecha.

Con estos datos sobre la mesa, no es extraño que Disney – coronada este año como la marca más poderosa del mundo – haya querido sacar tajada de un éxito tan abrumador. Y, como siempre, lo ha hecho a lo grande: en forma de parque de atracciones temático inspirado en Pandora, el universo de los Na’vi.

La noticia de la apertura de Pandora – The World of Avatar en junio del próximo año no ha hecho más que añadir expectación al estreno en 2018 de la segunda película de la saga, que James Cameron estrenará en 2018 y para la que contará con Zoe Saldana y Sam Worthington. Además, el mítico director de Titanic se ha comprometido a realizar cuatro películas más sobre Avatar de aquí a 2023. Al menos, la apertura del parque temático amenizará la espera.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=11691]