Estas guías también tienen una parte negativa. Cada una de las recomendaciones dependerá de diferentes factores como si los padres utilizan los dispositivos con los niños, si sólo pueden ver videos de alta definición o si el niño, por naturaleza, es obediente y responsable. Según Ingrid Simone, editora de Toca Boca, una empresa encargada de crear aplicaciones infantiles, “hoy en día los niños tienen más opciones que nunca en Internet y es un reto para los padres saber qué contenidos son aptos para su familia”.

El nuevo plan online es mucho más útil que una simple lista de advertencias sobre estos contenidos. Cubre aspectos que quizá los padres no se han parado a pensar como qué horas son las apropiadas para los contenidos en pantallas o qué contenidos se pueden ver de una manera ilimitada y cuáles no. Estas son algunas de las pautas recomendadas:

1. Evitar las pantallas en niños más pequeños de 18 meses.
2. Participa en el uso de estos dispositivos con los niños en edades comprendidas entre los 18 y los 24 meses.
3. No te preocupes de que tu hijo o hija no tenga habilidades tecnológicas, vendrán solas.
4. Limita a los niños de 2 a 5 años la utilización de estos dispositivos 1 hora y que sea de una manera programada.
5. No están recomendados ni el contenido violento, ni aplicaciones que contengan movimientos demasiado rápidos.
6. Habla con tus hijos y siempre mantén atención en lo que hacen.
7. Nada de aparatos electrónicos en la habitación o el comedor.