El sector del lujo descuenta los días para la llegada de una experiencia aérea inigualable. El Airlander 10, presentada en 2016 como la aeronave más grande del mundo, despegará previsiblemente entre 2023 y 2024.

La firma sueca Ocean Sky Cruises se ha aliado con la británica Hybrid Air Vehicles (HAV) para ofrecer viajes únicos al Polo Norte en una nave que combina el clásico dirigible con una lujosa cabina al alcance de unos pocos ya que el precio por pareja ascenderá a los 60.000 euros.

Vuelo sostenible

Airlander 10 puede albergar hasta 16 pasajeros además de las siete personas que formarán parte de la tripulación y ha sido catalogada como la aeronave más grande del mundo. Se trata de un avión híbrido de casi 100 metros de largo impulsado por cuatro hélices que le permiten volar durante días, combinando la elevación flotante del helio con la aerodinámica del casco.

“El Airlander es ultraeficiente y no necesita aeropuertos para despegar y aterrizar. La tecnología más liviana que el aire ha evolucionado mucho en los últimos años y existen aplicaciones adecuadas tanto para vuelos de carga como de pasajeros”, detalla la compañía.

Interior de lujo

Diseñada por el estudio británico Design Q, alberga una cabina de pasajeros de 250 m2 y por dentro tiene una decoración propia de un hotel de cinco estrellas. El Airlander cuenta con grandes ventanas panorámicas, suites y un bar.

Además la cabina no está presurizada por lo que los vuelos tendrán que ser bajos y lentos. En cuanto a la comida, los viajeros degustarán un menú inspirado en Ártico preparado a bordo por un chef reputado.


El viaje comenzará en Longyearbyen, Svalbard y después del aterrizaje los pasajeros disfrutarán de una excursión de un día en las llanuras árticas.

“La expedición al Polo Norte es para el viajero que quiere experimentar el Ártico de una manera única y, al mismo tiempo, contribuir al desarrollo de viajes sostenibles“, declaró el pasado julio Carl-Oscar Lawaczeck, CEO y fundador de OceanSky.