Si no has visto ningún cartel, ni anuncio televisivo, ni publicidad en las redes sociales sobre la apertura de Five Guys, no te preocupes: su filosofía se asienta sobre la máxima de no invertir en marketing. Y, de hecho, no lo ha necesitado para convertirse en la cadena con mayor crecimiento en Estados Unidos y Reino Unido. Sin embargo, la compañía contó con un embajador de excepción: el mismísimo Barack Obama, que en 2009, apenas unas semanas después de ser elegido Presidente, subió una foto disfrutando de una de sus hamburguesas, que no tardó en hacerse viral.

Pero, ¿qué es lo que distingue a Five Guys de las innumerables hamburgueserías que podemos encontrar en Madrid? Para empezar, un origen realmente hollywoodiense. La cadena nació en 1986 en Arlington, Virginia, cuando el matrimonio Murrell sentó a sus cinco hijos (Matt, Jim, Chad, Ben y Tyler) y les puso sobre la mesa dos opciones vitales con un cierto tono amenazante: “O empezáis un negocio, o vais a la universidad”. Sobra decir que nunca pisaron la facultad.

El resultado fue el inicio de un verdadero imperio que, como casi todas las cosas grandes, no se construyó de la noche a la mañana. En sus primeros quince años de vida FIve Guys abrió cinco establecimientos, hasta que en 2002 dejaron vía libre a los franquiciados. Todo un acierto: pronto se coronaba como la cadena de restaurantes de crecimiento más rápido del país. La compañía aterrizó en Europa por primera vez en 2013 con la apertura de un establecimiento en el Covent Garden de Londres, y ya amenaza con conquistar todos los lugares del globo.

“Ahora estamos centrados y muy emocionados con nuestro restaurante en la Gran Vía 44. Five Guys es una empresa familiar, así que vamos paso a paso. Tenemos grandes esperanzas sobre nuestra presencia aquí, pero primero abriremos en Gran Vía y veremos cómo nos recibe la gente antes de pensar en planes de inversión”, ha declarado Daniel Agromayor, responsable de Five Guys España. “España es un país con una alta calidad de vida y donde se aprecia la buena comida, y es por eso que estamos seguros de que aquí se apreciarán las hamburguesas de Five Guys”.

Y es que la cadena estadounidense abandera el concepto de Better Burger, un auténtico nicho por explotar en nuestro país pero que ya está asentado en países como Reino Unido o Francia. “Se trata de ofrecer un producto simple y de máxima calidad, ofrecido por empleados motivados y bien remunerados en un ambiente distendido y con mucha energía positiva. La filosofía de nuestros productos es simple y gira en torno a tres conceptos: frescura, calidad, y personalización”, ha explicado Agromayor.

De este modo, en las cocinas de los restaurantes Five Guys no hay congeladores: todos los productos son frescos, y los establecimientos reciben nuevos pedidos entre dos y cinco veces semanales. Y no, ni la carne utilizada en las hamburguesas ni las patatas se congelan tampoco. “Somos muy estrictos en lo que a la calidad de nuestros productos se refiere, ya que cada decisión afecta al producto final, que debe ser el mejor posible y consistente en todos los mercados”.

El Five Guys que se abre hoy en pleno corazón de Madrid es un local de 800 metros cuadrados y dos plantas, aunque en el futuro se prevé abrir una tercera. El restaurante dará empleo directo e indirecto a 120 personas. “Normalmente empleamos en torno a 30 trabajadores por restaurante, pero en Gran Vía habrá entre 70 y 80 ya que se trata de una flagship (buque insignia)”.

[vc_posts_slider count=1 interval=3 slides_content=teaser slides_title=1 thumb_size=large posttypes=post posts_in=5670]