Naturaleza, con sus espectaculares montañas, sus bosques idílicos, y sus densos ríos y lagos; gastronomía, con sus quesos nacidos en los Alpes, sus deliciosos chocolates y sus vinos helvéticos; y sus ciudades cosmopolitas. Suiza ofrece al visitante un sinfín de posibilidades con la sostenibilidad por bandera, todas recogidas en su nueva guía gastronómica.

El respeto por el entorno está en el ADN del país alpino, que busca ser climáticamente neutro en 2050. Por eso las medidas para potenciar la sostenibilidad en distintos sectores de su economía tienen un papel clave en una estrategia turística que apuesta por los transportes sostenibles, la educación en ecología y las energías renovables.

Viajar respetando la naturaleza

Gracias al transporte público, se puede viajar por toda Suiza sin dañar el medioambiente. El tren, por ejemplo, es el medio de transporte más respetuoso con la naturaleza ya que emite menos CO2 que cualquier otra alternativa motorizada.

Mediante proyectos innovadores y numerosas medidas de ahorro de energía, SBB, la empresa de transporte más grande de Suiza, contribuye sustancialmente a la movilidad sostenible en el país con la “ola verde“. Este sistema proporciona recomendaciones a los maquinistas, para que así puedan evitar paros no planificados en señales de paradas y conducir de un modo respetuoso con el medioambiente.

El Ferrocarril Rético, que opera el mundialmente famoso Bernina Express, concede gran importancia al origen de la energía que necesita y a otras iniciativas que garanticen que su operación sigue criterios sostenibles. Por ejemplo, desde hace ocho años el 100% de la energía que emplean sus locomotoras proviene de la energía hidráulica. Además, los trenes de la línea ferroviaria Gornergrat están equipados con frenos de recuperación, lo que permite que la energía motriz del tren se transforme en energía eléctrica.

Cocina sostenible

Extraordinaria cocina y hospitalidad de primera clase, con la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente como base. Así es Suiza. Un baluarte de la gastronomía que pone la naturaleza en su plato de forma sostenible. Desde “menús de kilómetro cero” de bajas emisiones hasta cocina puramente ecológica.

Queso, vino, chocolate… Qué mejor manera de saborear las especialidades suizas que viajando por todo el país: degustando el cosmopolitismo de Basilea, descubriendo los mil sabores que conviven en Ginebra, probando todos los quesos de la Región de Friburgo, maridando viñedos y festivales en la Región de Lago Lemán.

Y no solo su gastronomía conserva el medioambiente. Para Suiza, también es una prioridad cuidarlo en la industria hotelera. En la región, la sostenibilidad también se disfruta en sus alojamientos a través de iniciativas que conectan la naturaleza y la cultura local con al vivencia de huésped.

Estos son sólo algunos de los secretos por descubrir de Suiza. En la guía que puedes descargarte aquí encontrarás más opciones para conocer este destino. Además, aquí presentamos algunos restaurantes y alojamientos que destacan por su concepto de sostenibilidad:

Kartause Ittingen: Restaurant Mühle, Warth-Weiningen

Un restaurante que puede beneficiarse en gran medida de los productos de su propia explotación lo tiene fácil. El restaurante utiliza el queso casero Kartause en fresco o madurado, sus propios vinos, la cerveza Ittingen, el pescado o la fruta de los alrededores. Los platos elaborados con los propios ingredientes de la granja se identifican por el sello del menú de kilómetro cero, como la hamburguesa de ternera, queso de la granja, bacon y crema agria Ittinger, que viene en un panecillo casero.

Grand Resort Bad Ragaz: verve by sven, Bad Ragaz

De temporada, auténtico y cercano a la naturaleza. Así es la cocina de estilo de vida saludable del restaurante verve by sven (14 puntos GaultMillau). Una oda a la alegría de vivir y al placer.

Magdalena, Rickenbach SZ

Pocos restaurantes en Suiza combinan tan bien la sostenibilidad y la cocina ambiciosa como el chef Dominik Hartmann y su equipo por encima de Schwyz. Evitan productos como el pescado de mar, la carne desempeña un papel menor, trabajan intensamente con productores regionales y crean un postre aquí a partir de productos desechados en otros lugares, como los posos del café. Si no quiere beber vino, también puede disfrutar de una variedad de kombuchas caseras en el restaurante, que acaba de recibir dos estrellas en la Guía Michelin.

La Pinte du Vieux Manoir, Meyriez

El tema del “jardín y las hierbas” se refleja en la cocina moderna y ligera, pero también en la nueva, refrescante y desenfadada decoración del restaurante. Las hierbas del jardín son el principal condimento de los platos regionales. Todos los ingredientes posibles proceden de su propio jardín. Comience la velada con una de las especialidades de la casa, el salvelino marinado, servido con nuestro pepino de jardín, manzana verde y Ponzu.
Los tonos verdes, amarillos y grises dominan en forma de cuadros, telas y plantas, creando un ambiente íntimo y confortable, realzado por la presencia de libros a mano.

Restaurant Villa Lindenegg, Biel

La Villa Lindenegg es un lugar único en Biel. Como un proverbial oasis en medio de la ciudad, el restaurante con jardín ofrece un retiro en el espacio urbano e invita a detenerse y disfrutar. La cocina es fresca, sorprendente y de temporada. Siempre que es posible, se ofrecen alimentos de producción ecológica de alta calidad procedentes de la región y de socios locales.

Gastronomía en el Teufelhof, Basilea

Todo un mundo de experiencias: el hotel y centro cultural Der Teufelhof Basel está en el corazón del casco antiguo. En una serie de edificios históricos, todos unidos entre sí, los visitantes encontrarán una sorprendente gama de servicios: el Kunsthotel, el Galeriehotel, el restaurante gourmet Bel Etage, el restaurante Atelier, la cafetería, el bar, el teatro y la tienda de vinos y una cervecería propia. Un viaje único de descubrimiento a través del mundo de la gastronomía y el arte.

Grotto al Ritrovo, Brione sopra Minusio

Las posadas rústicas, llamadas grotti en el Tesino, abundan, pero pocas ofrecen a los huéspedes una vista así. A 700 metros por encima del lago Mayor, con Locarno a sus pies: el Grotto al Ritrovo ocupa una posición especial entre los restaurantes de la región. Pero, ¿qué significa un restaurante? La Gruta al Ritrovo no es una simple gruta -clásica-, sino un ambicioso ristorante con cocina fresca del Tesino. Pasta casera, con hierbas frescas o queso ricotta, así como recomendaciones de pescado y carne de temporada de la región.

Schloss Wartegg, Rorschacherberg

Para el castillo, las ideas sostenibles y ecológicas juegan un papel fundamental en cada decisión. Ya sea al generar energía, en la elección de proveedores y productos, el cultivo de la huerta, la preparación de las comidas en la cocina o con el cuidado de los huéspedes y en el trato con los empleados.

Entre tanto destaca su jardín de hierbas y verduras, con un grado de autosuficiencia que va mucho más allá de la norma general. El huerto biodinámico de Schloss Wartegg y ProSpecieRara suministra muchos de los ingredientes utilizados en el restaurante en una superficie de 2.500 metros cuadrados: desde hierbas frescas y ensaladas hasta coles y tomates, bayas y flores.

Valsana Hotel Arosa****S, Arosa

El Valsana Hotel Arosa se basa en conceptos innovadores y novedosos de sostenibilidad. El concepto de tecnología con visión de futuro convierte al edificio en pionero en la generación de energía sostenible y autónoma en la industria hotelera y establece nuevos estándares.

The Alpina Gstaad*****S, Gstaad

En la construcción del hotel se utilizaron maderas y piedras locales, artesanos locales y materiales de reciclaje. Alpina Gstaad quiere hacer su propia contribución al uso responsable de la energía en todos los aspectos y trabaja en estrecha colaboración con dos organizaciones de la industria para mantener los más altos estándares de rendimiento.

Gaia Hotel****, Basilea

La sostenibilidad es una prioridad para Gaia en todos los ámbitos. Uno de ellos es hacer del Hotel GAIA un hotel sin residuos. Por ejemplo, el pan viejo se entrega al zoológico de Basilea para los elefantes, y ellos siempre se alegran mucho.

Kurhaus Bergün, Bergün/Bravougn

El hotel, construido en 1903, está comprometido con la sostenibilidad ecológica, social y económica. Incluye ofertas para huéspedes y se extiende hasta la financiación del hotel. La estructura básica arquitectónica del Kurhaus también se está renovando y expandiendo de manera energéticamente eficiente.

wellnessHostel4000, Saas-Fee

El primer albergue de bienestar del mundo se construyó en 2014. Ya en aquel entonces, se concedió gran importancia a los aspectos ecológicos. El primer hotel con edificio de madera de varios pisos en Suiza se construyó de acuerdo con las nuevas normas de protección contra incendios e impresiona con calefacción urbana solar, energía fotovoltaica y electricidad 100 % renovable.

Seehotel Hermitage****, Lucerna

La casa del lago con algo más, ese es el lema del Seehotel Hermitage en Lucerna. Ese «algo más» también se aplica, por ejemplo, al cuidado y la atención a la hora de manipular alimentos. Entre otras cosas, están comprometidos con la reducción de los residuos de alimentos.