Con la llegada del buen tiempo, el cuerpo pide aperitivo, sobremesa y tardeo. ¿Cómo disfrutar de estas ocasiones con la familia y amigos sin renunciar al placer de brindar? La primavera trae una nueva propuesta en espirituosos: Beefeater Light. 

Esta propuesta de la marca de ginebra londinense ha nacido para enamorar a esos fanáticos del gintonic. Está elaborada con los nueve botánicos de siempre y con sabores naturales, lo que garantiza su sabor y calidad. ¿La clave? Tiene la mitad de alcohol (20º) y de calorías, lo que la convierte en una alternativa perfecta para esos momentos en que apetece una copa tranquila y ligera, pero también se busca una alternativa idónea para los planes diurnos.

Cada vez son más los consumidores que apuestan por un consumo de espirituosos más equilibrado, siendo las “copas tranquilas” durante el día los momentos para compartir con familia y amigos que más se disfrutan. En apenas cinco años, el consumo de alcohol en contextos tranquilos ha pasado de un 18 a un 27%. Las copas de la tarde ganan terreno a las de la noche, y más en un contexto como el actual.

Beefeater Light llega al mercado con una misión: que los amantes de la ginebra encuentren siempre una opción para sus planes de tarde sin renunciar a la calidad del producto. Es una bebida totalmente natural inspirada en la ginebra, que contiene la cantidad exacta de alcohol necesaria para mantener el sabor inconfundible de la famosa receta London Dry.

Para su elaboración se ha mantenido el proceso artesanal de destilación y su almacenamiento en alambiques tradicionales, supervisado, como toda la producción de Beefeater, por Desmond Payne, Master Distiller de Beefeater.

Amantes de la ginebra

Los fieles a la ginebra con paladar inquieto tienen sobre la mesa una nueva opción. Un Beefeater Light combinado con lo que más les guste, igual que si se tratase del clásico Beefeater.

Porque lo que realmente hace que el gintonic sea especial es el equilibrio inconfundible de los tres ingredientes que lo hacen perfecto: el enebro, los cítricos y el hielo.

Los amantes de la peladura del limón, símbolo de la frescura de los cítricos que forman parte de la receta de Beefeater Light; los adoradores del enebro, el botánico principal de la ginebra; y los fanáticos del hielo son los grandes protagonistas a la hora de servir un Beefeater & Tonic Light insuperable.

Los verdaderos fanáticos del gintonic, de su sabor y de la experiencia de su perfect serve están de enhorabuena. Con Beefeater Light, el aroma de los mejores cítricos, la destilación cuidadosa del enebro y unos buenos hielos seguirán siendo los protagonistas también del mejor gintonic light, ligero y tranquilo.