A principios de año Jeff Bezos, fundador de Amazon, anunció que dejaba su puesto de consejero delegado de la multinacional de comercio electrónico .

Bezos, que fundó Amazon hace 27 años, pasará a ocupar el cargo de presidente ejecutivo de Consejo de Administración. El nuevo CEO de Amazon será Andy Jassy, que en la actualidad es el hombre al frente de su unidad de servicios en la nube, Amazon Web Services (AWS).

El objetivo de Bezos es enfocar sus energías “en nuevos productos e iniciativas”, además de centrarse en los proyectos Day 1 Fund y Blue Origin, la compañía aeroespacial fundada en el año 2000, y en The Washington Post, diario que adquirió en 2013, y “otras pasiones”.

Hace unas semanas Bezos se despidió de sus accionistas con una emotiva –y extensa– carta en la que también les dio algunos consejos.

Elogia a los trabajadores

Amazon siempre ha estado en el punto de mira en lo que se refiere a la gestión de sus empleados. Una de las revelaciones más famosas fue la que hizo el periodista de The Sun James Bloodworth cuando se infiltró en uno de los centros de Bezos: “La gente orinaba en botellas porque vivían con miedo a ser amonestados por su ‘tiempo de inactividad’ y perder sus trabajos únicamente porque necesitaban ir al baño”.

Ahora, en su despedida, el exCEO se dirige a ellos y exige a los altos mandos de Amazon que deben realizar “un mejor trabajo para sus empleados”.

No solo eso. También defendió la alta tasa de contratación de la empresa: un 1,3 millones de personas en todo el mundo.

Asimismo, Bezos señaló que estaban iniciando mejoras salariales con un sueldo mínimo de 15 dólares por hora y el desarrollo de nuevos algoritmos para paliar los trastornos musculoesqueléticos que suponen el 40% de las lesiones de sus trabajadores.

Aportar más de lo que consumes

 Si quieres tener éxito, debes crear más de lo que consumes”, escribía en su misiva el  hombre más rico del  mundo.

El empresario considera que uno de los puntos clave es crear productos que tengan valor con los clientes: “cualquier negocio que no crea valor, incluso si parece tener éxito superficialmente, acabará fracasando”.

 Ser original

 “El carácter distintivo y la originalidad son cualidades valiosas, pero hay que ser conscientes de que esta diferencia supone un gran esfuerzo” cuenta Bezos.

 Para ello hace referencia a la importancia de esforzarse día a día pero con paciencia ya que no todo llega pronto o de forma fácil.