La pandemia ha sido un duro golpe para muchos sectores económicos y la industria musical ha sido uno de ellos. Con la llegada del covid-19 y las restricciones sanitarias y sociales para contener su avance, miles de conciertos y festivales se suspendieron o aplazaron a lo largo de 2020, generando pérdidas millonarias en todos los niveles del sector.

Ante la dramática situación, el sector ha decidido unirse y lanzar un mensaje en forma de canción: una versión única del ‘Himno de la alegría’, compuesto por Ludwig van Beethoven, interpretada por por más de 40 artistas de forma altruista, como muestra de apoyo al sector de la música.

Con la iniciativa, impulsada por Pino Sagliocco, promotor musical y presidente de Live Nation España, de reunir a las diferentes voces se ha alcanzado un hito en la historia del sector musical español: la unión de las principales discográficas, Universal Music España/Sony Music España y Warner Music España, para lanzar este ‘Himno’ en defensa la industria musical.

La canción, que dura poco más de 5 minutos, ha sido grabada en los estudios The Art House Records de Miami, bajo la producción de Julio Reyes Copello. Entre los más de 40 artistas implicados se encuentran grandes voces españolas como Alejandro Sanz, Antonio Orozco, Rosario, Malú o Rozalén, pero también artistas latinos e internacionales como Andrés Calamaro, Juanes, Macaco y Fher Olvera, de la banda Maná.

Las actrices Ángela Molina y Paz Vega, junto a su hijo Lenon, protagonizan este videoclip, apoyados por otros grandes actores, cantantes y artistas, incluido Brian May de la banda Queen, que también han participado en esta ‘Campaña de corazones’. Además, se han sumado figuras relevantes del deporte como Rafa Nadal, Marc Márquez, Pau Gasol, Messi, Ona Carbonell, Luis Figo, Vicente del Bosque o las medallistas Carolina Marín, Clara Azurmendi, entre otros.

La grabación de este nuevo ‘Himno’ comenzó a principios del verano de 2020 y han tardado alrededor de nueve meses en coordinar, grabar y producir la canción y el vídeo. “Este ‘Himno’ habla del resurgir, de dar un nuevo ánimo al pueblo. Era una canción que creíamos que haría que todos los artistas se sumaran“, ha explicado Pino Sagliocco.

Pero la canción es solo un hito en el plan que han trazado desde La Carbonería, la asociación cultural nacida en plena pandemia e impulsada por Sagliocco que busca dar apoyo a un sector especialmente devastado por la crisis económica y social del covid-19.

“Lo importante de esta iniciativa liderada por Pino va más allá de la cultura del entretenimiento, la música o el deporte. Es un tema de conciencia social y solidaria. Sería imposible hacer llegar este mensaje sin la colaboración de los deportistas y artistas”, ha afirmado Narcis Rebollo, presidente de Universal Music Iberia.

Falta de apoyo al sector musical

Más de 700.000 personas trabajan en España en el sector musical de forma directa o indirecta. Para La Carbonería, en este año de crisis “han sido completamente abandonadas a su suerte”. “No solo los artistas, compositores, directores y promotoras, también los propietarios de salas de conciertos, montadores de escenarios, técnicos, DJ’s…”, sostienen.

Las empresas ligadas al ámbito musical han defendido en reiteradas ocasiones que se trata de un sector “demasiado grande e importante” y demandan al Gobierno apoyo económico para ayudar a las miles de familias implicadas en este negocio. “Las entidades nos han dejado abandonados. Han brillado por su ausencia. La cultura ha sido un refugio durante estos meses. Agradecemos a Pino y a La Carbonería esta unión para luchar para que tengamos mejores condiciones”, ha expresado Eva Cebrián, productora y vicepresidenta del board de los Latin Grammy, durante la presentación de la canción coral. 

Según los datos de la Federación de Música en España (EsMúsica), las pérdidas durante 2020 alcanzaron los 1.000 millones en facturación directa. A este dato se suman otros 7.000 millones en pérdidas indirectas. El cálculo de la Federación tiene en cuenta tanto los conciertos, como la música grabada o la explotación de derechos de propiedad intelectual, y abarca toda la cadena de valor y las empresas y profesionales que de forma indirecta también participan en la industria musical española.