The show must go on. Y la temporada de premios también. En este año tan atípico y complicado, en el que la industria de la música se ha visto muy perjudicada, este domingo se ha celebrado la 63º edición de los premios Grammy.

Una gala marcada por las restricciones sociales –sencilla y sin público–, conducida por el comediante Trevor Noah y en la que las mujeres fueron las auténticas protagonistas. Así, unas veteranas Beyoncé y Taylor Swift compartían podio con unas jovencísimas Billie Eilish y la rapera Megan Tee Stallion.

Tras esta edición, Beyoncé se ha convertido en la artista con más premios Grammy de la historia a lo largo de su carrera. La cantante sumó anoche dos más a su palmarés: Mejor actuación de R&B (Black Parade) y Mejor vídeo musical (Brown Skin Girl), sumando así 28 en total.

“Esto es abrumador. Llevo trabajando toda la vida y no creo que esto me esté ocurriendo en esta noche tan mágica”, dijo la cantante al recibir el Grammy a mejor interpretación por Parade.

La otra gran laureada ha sido Taylor Swift, que ha ganado por tercera vez el Grammy a mejor álbum del año por Folklore. Un récord que únicamente han conseguido Frank Sinatra, Stevie Wonder y Paul Simon.

Además, otros nombres propios se alzaron con los famosos gramófonos. Billie Eilish se llevó el premio a Grabación del año (Everything I wanted), Dua Lipa al Mejor Álbum vocal (Future Nostalgia). Lady Gaga y Ariana Grande, se alzaron con el de Mejor Interpretación pop a dúo (Rain on Me) y la canción del año fue para I Can’t Breathe de H.E.R.

Bad Bunny, su primer Grammy

Para Bad Bunny también ha sido una noche importante. El puertoriqueño ganaba su primer Grammy gracias a YHLQMDLG que ha conseguido el galardón a Mejor ábum latino de pop o urbano.

“Estoy feliz, estoy muy feliz, estoy muy orgulloso”, ha dicho en su discurso. “Quiero dar las gracias a cada persona en el mundo que escucha mi música mi carrera y mis ideas”, ha añadido.  “Es muy especial poder lograr los sueños simplemente haciendo lo que amo. Que me den un premio por hacer lo que amo es como: ‘Ok, dámelo’”, bromeó.

¿Cuánto se dinero se lleva cada artista?

Una vez pasada la euforia queda una pregunta: ¿cuánto dinero se lleva cada artista por un Grammy? La respuesta es muy sencilla: nada.

Si bien ser galardonado con otros trofeos lleva consigo una retribución económica extra, lo cierto es que en los Grammys no. No obstante, lo que les llega a muchos artistas después de hacerse con uno de los premios dorados es lo conocido como el “Grammy Bounce”. Es decir, el éxito de ventas que se produce una vez ganado el premio.

El productor David Banner, quien reveló para Forbes que sus honorarios se duplicaron después de llevarse el gramófono de oro, pasando de 50.000 dólares a 100.000 dólares.