Hasta los alter ego de muchos seguidores tienen uno. Y el de Bruno Mars se llama Ricky Regal. Un círculo que se completa cuando uno encuentra inspiración en el otro. Si encima de un escenario al artista hawaiano se le conoce como Bruno Mars, en cuanto se baja de la tarima quiere ser presentado como Ricky Regal. Las intención la ha dejado clara con su nuevo proyecto que nada tiene que ver con tararear su último single, pero sí con vestir lo que ha creado para todo su público.

Lo ha hecho de la mano de una de las firmas más asentadas y mejor consideradas del panorama casual, Lacoste. Así nace una colaboración inspirada en la pasión por la vida donde se combinan la personalidad enigmática y el estilo singular de Bruno Mars con el icónico espíritu deportivo premium de Lacoste.

Lacoste x Ricky Regal se presenta con un toque emprendedor del rey Midas y supone un canto a la libertad, espontaneidad y creatividad del artista, cuya mente viajó tanto y a tanta velocidad que todos los límites de la imaginación fueron superados. Prueba de ello es su alter ego Ricky Regal, el mismo que nació de un encuentro en Los Ángeles entre el cantante y Louise Trotter, la directora creativa de la firma deportiva.

El cantante Bruno Mars posa con una prenda de la colección para Lacoste.

“Soy muy afortunado por haber recibido peticiones de colaboraciones en el pasado, pero siempre venían con pautas marcadas. Lacoste ha sido la primera y única marca que me ha dicho: “Bruno, puedes hacer lo que quieras”. El respeto de tal libertad creativa proveniente de una casa de moda de larga tradición fue un honor.”

La colección, de filosofía ready-to-wear y pensada para uso diario, se completa con prendas, calzado y accesorios que giran alrededor de una doble energía: Bruno Mars y el emblemático cocodrilo de Lacoste.

“Con esta colección, Bruno ha creado una marca de ropa deportiva de lujo que une la herencia deportiva de Lacoste con su estilo seductor propio”, dice Louise Trotter de esta sinergia que, además de centrarse en un mundo único, ha sido una aventura de estilo y creatividad, apta para estados de ánimo vibrantes con una paleta de colores impactantes.