La entrevista que Meghan Markle y el príncipe Harry concedieron a Oprah Winfrey sigue dando mucho que hablar. Poco a poco, pasada la conmoción inicial, se van desgranando los aspectos más polémicos de la charla que ha puesto en jaque a una de las monarquías más consolidadas del mundo.

Si los pensamientos suicidas de Markle y el color de piel de Archieque desde Buckingham ya han condenado– coparon los primeros titulares, ahora la prensa se centra en una frase que dijo el nieto pequeño de la Reina de Inglaterra. 

“Tengo lo que me dejó mi madre, y sin eso no hubiéramos podido hacer esto”. Con estas palabras, el príncipe Harry hacía referencia a sus supuestos “problemas” financieros, una vez la familia real dejó de apoyarlo económicamente el primer cuatrimestre de 2020, cuando el matrimonio decidió abandonar su trabajo junto a la monarquía.

A pesar de estos supuestos reveses económicos, Harry y Meghan no han escatimado en gastos. Una vez asentados en California, la pareja se compró una mansión de 14 millones de dólares en Montecito, California.

A esto hay que sumarle la seguridad permanente que poseen, unos cuatro millones de dólares anuales en total. Y, por si esto no fuera poco, los 2,5 millones de libras que costó la reforma de Frogmore Cottage y que se comprometieron a devolver al negociar con Isabel II su salida de Buckingham.

En total, unos 20 millones de dólares en gastos a los que hay que sumar las “pequeñas nimiedades del día a día”. Llegados a este punto la pregunta parece obvia: ¿cuánto dinero heredó Harry de su madre, Lady Di?

40 millones, joyas y posesiones

Según el portal Celebrity Net Worth, el patrimonio de Harry se estima en unos 50 millones de dólares que, en su mayoría, proceden de la herencia de Diana.

Cuando Lady Di falleció, había dejado Harry y al príncipe Guillermo una cuantiosa suma de libras en un fideicomiso, al que no podrían tener acceso hasta que cumplieran 30 años.

Cuando Harry pudo acceder a él, habían pasado 15 años. Según Celebrity Net Worth, para entonces la cifra habría aumentado hasta alcanzar unos 40 millones de dólares. No solo eso, además, Diana dejó a sus hijos el 75% de sus joyas y posesiones.

Otros ingresos

Pero esta no ha sido la única herencia que ha beneficiado a Harry. Según la BBC, también habría obtenido una alta cifra de dinero del legado de su bisabuela, la Reina Madre.

Por su parte, Meghan habría contribuido con los 5 millones de dólares que ganó trabajando como actriz.

Finalmente, la pareja ha firmado un acuerdo con la plataforma Netflix que se estima entre 100 y 150 millones de dólares y por el cual podrían crear contenido visual. No solo eso, los Sussex también se han comprometido con Spotify para crear un podcast (Archewell) por el que habrían recibido un millonario adelanto.