Por todos conocidos, Nieves Rey no necesita presentaciones. Aun así, no está de más recordar que se trata de la directora de comunicación y marketing de Ecoembes, la organización que cuida del medio ambiente a través del reciclaje de envases.

Con una trayectoria profesional de 15 años siempre vinculada a la comunicación corporativa, forma parte del equipo de Ecoembes desde el año 2005, aunque fue en 2016 cuando ocupó el cargo de responsable de toda la comunicación y marketing de la empresa para la que sigue trabajando. Confirma que la sostenibilidad es parte de su vida y no sólo su trabajo, y que si hay algo a lo que todos tenemos que comprometernos a dejar este mundo en mejores condiciones. La entidad sin ánimo de lucro para la que trabaja está inmersa en este objetivo y no queríamos dejar pasar la oportunidad de contar con ella para extrapolar su rutina diaria a una rutina igual de constante: la de elegir qué ropa ponerse cada mañana.

Apasionada de los looks denim y monocromáticos, Nieves Rey viste unos jeans ajustados a la cintura con caída firme y una camisa del mismo tejido con detalles románticos: el tan de moda cuello baby. Un atuendo cómodo para poder realizar todas las actividades de su agenda sin necesidad de mantener las formas de estilo con tacones y faldas de corte ejecutivo. Una propuesta que corresponde a la nueva colección primaveral de Pedro del Hierro y que significa más que el lanzamiento de prendas: supone una nueva era en la textil española con una visión más actualizada sobre la vestimenta de los cargos directivos, favoreciendo el confort, sin renunciar a un ápice de elegancia, sobriedad y adecuación laboral. #NewBusinessByPdh

¿Cómo se ha visto afectado su estilo con la llegada del teletrabajo?

Sin lugar a duda, como sociedad, hemos tenido que adaptarnos a una nueva realidad causada por el enorme cambio que ha supuesto la llegada de la pandemia y con ella en muchos casos, y para muchos de nosotros el teletrabajo, ha impactado en casi todas nuestras costumbres cotidianas. En mi caso, el hecho de pasar más tiempo que nunca en casa y ejercer también mi actividad profesional desde ahí, ha hecho que comience a priorizar aquellas prendas que sean cómodas, versátiles y duraderas. Cierto es que antes de la llegada de la pandemia ya era fiel a este tipo de prendas, pero el confinamiento y la nueva realidad lo ha potenciado más aún.

¿Qué es lo que más valora en una prenda?

Indudablemente, su calidad, durabilidad y sostenibilidad, de manera que priorizo mucho más que las prendas en las que invierto posean estas cualidades por encima de la cantidad de prendas que adquiero. Es decir: consumir con consciencia. Creo fervientemente que esta filosofía a la hora de vestir, propia del slow fashion, constituye el único futuro imaginable para el sector de la moda: aplicar los criterios de la economía circular. En definitiva, comenzar desde ya a consumir de manera responsable, confiando en prendas de calidad, sostenibles, fabricadas de manera ética y elaboradas con materiales responsables con el medio ambiente es el camino que debemos seguir para conseguir de manera conjunta que, un sector tan potente a nivel mundial como es el de la moda, sea ejemplo de respeto a los principales valores medioambientales

¿Se desplaza en coche o en otro medio de transporte en su día a día?

Una de las grandes ventajas que ha tenido esta pandemia es que he reducido drásticamente la frecuencia con la que cogía el coche. Creo que eso es algo que nos ha ocurrido a la gran mayoría de padres que, además de teletrabajar, teníamos el colegio en casa. Siempre intento, en la medida de lo posible, desplazarme a pie porque me gusta disfrutar de la naturaleza e incluso de la ciudad y porque, personalmente, considero que la movilidad sostenible es otro de los aspectos que debemos fomentar a nivel tanto urbano como interurbano, pues contribuyen activamente a la consecución de la neutralidad de carbono, un logro imprescindible para contribuir a frenar el cambio climático.

¿Qué opina de la nueva colección de Pedro del Hierro? 

Me parece maravilloso, además de necesario, que una marca española con proyección internacional como es Pedro del Hierro apueste por la moda sostenible, utilizando para ello material reciclado. Una marca con tanta influencia en el mundo de la moda es capaz de generar conciencia y servir como ejemplo para que otras compañías, independientemente de su sector, hagan esta misma apuesta por la sostenibilidad. Hace algunos años, en Ecoembes nos embarcábamos en un proyecto de moda sostenible que tenía como objetivo fomentar esto mismo: hacer ver que moda y sostenibilidad no tienen por qué estar reñidas; es más, deben ir de la mano. Así, esta nueva colección es una clara muestra de que todos podemos ser responsables y cuidar del medioambiente. Los productores y fabricantes apostando por materiales sostenible y procesos de elaboración que respeten nuestro entorno, minimizando de este modo lo máximo posible su impacto en el planeta. Y los consumidores, por su parte, optando por prendas como estas. Es decir, comprando de manera responsable y alargando la vida de las prendas.

¿Qué importancia da a la sostenibilidad y la precisión de la técnica también en el estilo de vestir? ¿Y en su sector?

Doy a estos aspectos una importancia primordial en todos los ámbitos de mi vida, tanto a nivel personal como profesional. Con respecto a ser sostenible en el modo de vestir, podemos serlo de múltiples maneras: desde adquirir prendas que se han elaborado siguiendo métodos de producción éticos (es decir, sin explotación o prácticas similares) hasta prendas que han sido fabricadas con a partir de residuos que se reciclan, como es el caso de las botellas de plástico PET, que se convierten en fibras de poliéster aptas para confeccionar prendas con la misma calidad que otras hechas a partir de materia prima. Este último es un gran ejemplo de lo que supone cerrar el círculo: envases a los que se les da una segunda oportunidad gracias al compromiso del ciudadano al echarlo al contenedor amarillo. Hay que continuar en este camino, haciendo de los residuos recursos y la moda no puede ser ajena a esta realidad.

¿Cómo gestiona la empresa Ecoembes?

Ante un reto tan grande como es el de velar por el medioambiente, es fundamental, en primer lugar, creer de verdad en lo que haces y ser consciente del papel que jugamos todos en este reto. Y eso es algo en lo que trabajamos desde todas las áreas de Ecoembes y, en el caso de la mía, dirección de marketing y comunicación, hacemos especial hincapié en implicar al conjunto de la sociedad y hacer del ciudadano el auténtico motor de cambio. Por eso, apostamos fuertemente por la sensibilización y la concienciación, porque necesitamos ciudadanos educados en valores ambientales dispuestos a abanderar este enorme reto que tenemos por delante, ciudadanos comprometidos que, gracias a la suma de voluntades y acciones como el reciclaje, contribuyan a proteger y preservar nuestro entorno.

¿A qué retos profesionales se enfrenta, a medio plazo, Ecoembes?

Los retos a los que me puedo enfrentar yo como directora son los mismos a los que se enfrentan todas las personas que trabajamos en Ecoembes e, incluso, toda la sociedad: acabar con el abandono de basura en espacios naturales y avanzar hacia una sociedad 100% recicladora, consciente de que solo tenemos un planeta, este, y debemos cuidarlo. Es cierto que no se trata de una tarea sencilla, pero es muy gratificante ver cómo cada vez estamos dando más pasos en esta dirección y que la preocupación por el medioambiente va, cada vez más ,acaparando titulares en medios de comunicación y haciéndose hueco entre una ciudadanía más responsable y activa.

CRÉDITOS DE LA PRODUCCIÓN. Fotógrafo: Qandcumber; Estilismo: Leticia Riestra; Maquillaje y peluquería: Pilas Vilas.