Veinte años han pasado desde que Pedro del Hierro diera con el único quid de la cuestión, que no es otro que hacer del sector textil un destino atractivo para quedarse, donde la moda no sólo sea estética sino también practicidad y comodidad. Algo de lo que puede presumir de ser la prenda estrella de la firma, la camisa Tech Non-Iron. Hasta ahora, su encanto radicaba en ese sistema de confección que ofrecía la ventaja de evitar el planchado, alargando la vida útil de la prenda al no someterla a agentes externos, como el calor, y facilitando el día a día del consumidor, ahorrando tiempo y teniendo una camisa preparada para vestirla en cualquier momento.

La preocupación por tener una camisa que no dé la talla en las veladas elegidas no es una opción. Y es que, además de la durabilidad, el tejido Tech Non-Iron cuenta con otra virtud más desde sus orígenes y suma una nueva a la lista de promesas hechas realidad: mantiene durante más tiempo la suavidad del tejido, creando así Pedro del Hierro un concepto de camisa para el hombre actual se para una destacada sintonía entre diseño y comodidad. De esta forma, la casa reinventa una de sus prendas más potentes e innovadoras desde hace dos décadas y la dota de un grado superior de evolución, gracias sobre todo a la tecnología.

El afán perfeccionista de Pedro del Hierro le lleva a encontrar siempre el progreso constante en diseño y tecnología con el único fin de ofrecer al hombre contemporáneo y cosmopolita un fondo de armario pensado desde la calidad y la utilidad, a la vez que se le dota de técnicas inteligentes que refuercen el espíritu moderno que llevan en su ADN, consiguiendo el hito más importante: el acabado antimanchas. Prendas de siempre adaptadas a las necesidades de hoy, porque ¿para que preocuparnos por una prenda que puede cuidarse por sí misma?

La clave de que esta prenda no necesite de nuestro tiempo para ganar en practicidad la tiene la ciencia: un acabado químico del tejido, fijado a las fibras mediante un proceso de aplicación del calor, consigue cambiar la estructura de las fibras a nivel molecular. Esta cadena consigue que el tejido no se arrugue y ofrece ventajas certificadas por Oeko-Tex, que también garantiza que tras el proceso no queda ningún resto de químicos dañinos.

Esta camisa ofrece una protección extra manteniendo el cuerpo libre de humedad y permitiendo la transpiración, a la vez que confiere al tejido una mayor durabilidad. También dispone de refuerzos laterales y se acompaña de las letras PdH bordadas en el pecho. Un modelo de prenda tailored fit con cuello con botón.

Un cúmulo de aciertos que culminan con la definición más acertada para la ya mítica camisa Tech Non-Iron: tacto suave, equilibrio de la temperatura corporal, respiración natural del tejido y variedad de estampados para un diseño atemporal. Señas de identidad de las líneas puras de la casa.