Podemos afirmar que la nueva colección de Unode50 es el espejo del alma. Lejos de ser un atrevimiento asegurar algo así, es una prueba de la creatividad que la firma nacional despliega en cada uno de sus lanzamientos de temporada. Bajo una mirada perfeccionista, José Azulay, su presidente y director creativo, pone toda su creatividad al servicio de piezas memorables, sensitivas y de carácter. Más especialmente en esta colección donde los valores que defiende la casa quedan más patentes que nunca: bold, creative y unique.

FACES, que es el nombre que recibe la nueva colección, está dividida en cuatro cápsulas que representan los distintos estados de la vida por la que muchos pasamos y se reflejan en este proceso creativo: Metamorphosis, Balance, Rebel y Reinaissance; y se personaliza en piezas formadas por pendientes, collares, anillos y pulseras, tanto para hombre como para mujer, en plata y baño de oro, con diseños inspiradores, elegantes y clásicos, señas de identidad de Unode50.

Piezas de la colección FACES.

Un mundo del que hablamos con el creador, José Azulay, y hacemos un rápido repaso de la marca como empresa joyera española.

Defiende el arte y la creatividad como requisitos indispensables en la creación de Unode50, ¿de dónde viene la inspiración artística? Y si pudiera citar algún ejemplo…

Si tuviera que elegir una palabra que nos defina sin duda sería creatividad. Nuestros diseños son fácilmente identificables porque hemos conseguido un estilo único y atemporal. Por ello, más que de inspiración, me gusta hablar de imaginar objetos, momentos, emociones y llevarlos a mi mundo Unode50. Eso es lo que nos diferencia del resto de marcas que responden a un estilo mucho más convencional.

¿Qué valor tiene el alma en la joyería y, en especial, en la colección FACES?

En todas mis colecciones pongo alma, todos mis diseños responden a mis estados de ánimo, a mis sentimientos. A través de la colección FACES, representada por cuatro rostros de mujer, he intentado expresar los diferentes estados de ánimo y momentos vitales por los que todos hemos transitado por la vida y cada cápsula es uno de esos “estados”.

¿Qué se espera de la nueva colección fall/winter FACES y de sus cuatro cápsulas?

José Azulay, director creativo de Unode50

Cada nueva colección es un reto personal, soy tremendamente perfeccionista y exigente conmigo mismo. Por tanto, espero que cada colección sea mejor que la anterior: en imagen, en diseño y originalidad. Espero seguir sorprendiendo principalmente a los enamorados de nuestra marca, a nuestros fieles, a nuestra ‘tribu’.

¿Con qué cápsula disfrutó más al diseñarla? 

La verdad es que he disfrutado muchísimo durante todo el proceso creativo de las cuatro cápsulas. Crear me abre la mente, el espíritu y enriquece mi alma. En esta colección creo que he conseguido conectar con la diversidad de clientes y culturas de los más de 40 países en los que estamos presentes.

¿Qué valor marca la diferencia en un mundo con tanta competencia?

Sin duda, el diseño, creatividad y originalidad detrás de cada una de nuestras joyas. Unode50 rompe con lo establecido en la joyería clásica. Más que una joya, cada pieza es una pequeña obra de arte, atemporal, hecha con alma, de manera artesanal y en España.

¿Cómo se enfrenta Unode50 a un 2020 marcado por la crisis del coronavirus?

Soy consciente de que estamos atravesando una etapa muy difícil tanto a nivel empresarial como humano y Unode50 afronta estos momentos de incertidumbre con nuestra mejor arma: la confianza y fidelidad de nuestros clientes. Estoy muy orgulloso y agradecido de que nuestro consumidor siga apostando por nosotros y siga valorando y apreciando lo que hacemos.