Distrito Ceviche abre sus puertas en Madrid con un restaurante en la calle Princesa y un local de servicio de delivery y take away en el Mercado de la Paz. El restaurante ofrece una propuesta de cocina sencilla y rebelde con influencia latinoamericana desde un punto de vista más actual.

El ceviche es un emblema patrio de Perú y en 2004 fue declarado patrimonio del país andino. Distrito Ceviche quiere romper con el ceviche entendido como entrante o plato pequeño y defender que es un plato principal, tal y como se conoce en su país de origen.

Distrito Ceviche cuenta de lunes a viernes de 13:00 a 17:00 con un menú del día que incluye un ceviche o sánguche + bebida + café/postre por 11,90€. Y en el Mercado de la Paz contarán con carta de desayunos a partir de octubre.

El plato estrella

Con el ceviche como plato estrella, el restaurante pretende ofrecer carta dispuesta a romper tabúes y a descubrir los sabores nuevos de Perú. El ceviche más purista de Distrito Ceviche es El Profeta, contiene dados frescos de pescado blanco, bañado en leche de trigre elaborada en el mismo restaurante. El Profundo, elaborado a base de atún, hace uso de la influencia nikkei, mientras que el de doble pescado, con salmón y atún.

Por su parte, El Atrevido, apuesta por el exotismo e incorpora la cremosa leche de tigre y ponzu, con cremoso de puré de boniato, wakame de la casa y toques de cilantro. Con el ceviche mixto, El Capitán, se prueba la mezcla de mariscos de lonja, un conjunto de pulpo, chipirones y langostinos sumergidos en leche de tigre junto a granos de maíz tierno, cancha crocante y servido con crujientes tostones de plátano macho.

Mucho más que ceviche

En los entrantes destacan platos como las espadas de yuca o la rebelión de los tostones, una mezcla de sabores tradicionales de la cocina hispanoamericana.

El apunte cárnico, se añade en los tiernos sánguches (sandwiches), como es el de pollo cocinado a baja temperatura y rebozado en panko fino o el de panceta, cocinada a fuego lento durante 8 horas y marinada en jengibre fresco y salsa de soja.

También, cabe destacar los platos especiales que se irán añadiendo a la carta cada mes. El especial de septiembre es el Aji Quri, hecho a base de pollo deshilachado en crema de ají amarillo, dulce y con una nota picante servido con arroz blanco, edamame y mayonesa de aceitunas de botija.

Los postres más tropicales

Para la parte dulce, la carta ofrece una corta pero rica selección de postres como la tropical Passion cake, una exquisita tarta de queso con coulis de maracuyá, preparado por los chefs del restaurante, o Cookies ‘n crema, galletas de caramelo salado llevadas a punto de crema.