Desde hace cuatro años la bodega Dominio de Tares elabora ‘La Sonrisa’, una opción más refrescante para las altas temperaturas. Este complejo y joven vino blanco se elabora con la variedad godello a más de 700 metros de altitud en las pendientes más inclinadas del Bierzo Alto.

La Sonrisa está dirigida a consumidores jóvenes que buscan una alternativa y un soplo de aire fresco a las variedades tradicionales. Dominio de Tares se convierte en garantía de calidad, perfecto para consumir en los días de verano en las terrazas y las barras de los restaurantes.

Destaca su acidez cremosa y sus elegantes aromas cítricos. Un vino moderado, fragante y sabroso que triunfa por su autenticidad y diferenciación. Sin duda, La Sonrisa ha marcado su personalidad entre los vinos blancos españoles, y este año conmemora su 20 Aniversario.