¿Qué necesitas para trabajar por teléfono? Sencillo: entusiasmo, paciencia, pasión por lo que vendes o patrocinas, confianza y sentido del humor –sí, las sonrisas también se transmiten vía telefónica-

¿Qué necesitas hacer antes de iniciar la llamada? Definir claramente cuál va a ser tu propósito, prepararte concienzudamente tus cuestiones, practicar con una grabadora cómo mejorar tu voz y visualizar a tu interlocutor –una fotografía delante ayuda-.

¿El secreto de una voz relajada? Sonreír. Iniciar una conversación con una actitud feliz es tu mejor arma de “seducción”. Si quieres notar la diferencia graba una frase sin una sonrisa en tu rostro y otra con ella. ¿Notas la diferencia?

¿Las herramientas más poderosas de tu voz? La claridad, el tono, el ritmo con el que hablas, el volumen y sí, de nuevo la sonrisa en tu boca. Y recuerda, no pidas perdón por interrumpirle con tu llamada, esto sonará como si fueras a ofrecer algo que a priori no le va a interesar.

¿Cómo se transfiere un mensaje? El 55% de la información se manda a través del mensaje corporal, el 38% con la manera en la que decimos las cosas y solo el 7% se ciñe a las palabras propiamente dichas. Utiliza un micro para gesticular en tu asiento si te comunicas mejor de este modo.

Recuerda que tu postura hará de tu voz algo más relajado y cómplice con la otra persona: no olvides sentarte de forma recta y en un soporte cómodo. Tu tono y volumen vocal se pueden ver afectados.

¿Cómo escuchar por teléfono? Elimina cualquier sonido de fondo como pueda ser una radio o un hilo musical, demuestra asentando que estás atento a sus respuestas y no interrumpas a tu interlocutor.

Evita a toda costa mantener a alguien al teléfono más de 20 o 30 segundos, la paciencia disminuye en este medio y puede que pierdas una importante llamada a causa de una espera prolongada.

El tiempo lo es todo, ¿cuándo será mejor recibida tu llamada? De 11am a 14 pm.

Al acabar la conversación no olvides hacer un repaso de lo que se ha planteado, comprobar que todo está correcto y agradecer por su tiempo prestado.