El violinista Vadim Repin (1971, Novosibirsk, Siberia) actúa el 30 de enero de 2020 (19:30 h) en el Auditorio Nacional con la Orquesta Sinfónica Nacional de Tatarstán, Kazán, y bajo la dirección de Alexander Sladkovsky. Será el segundo de los cinco novedosos conciertos con grandes intérpretes de la escena internacional que trae el nuevo Ciclo Golberg Grandes Conciertos al escenario madrileño, tras el debut del violonchelista Mischa Maisky el 3 de diciembre de 2019.

Vadim Repin Nació en 1971 en Novosibirsk, comenzó a tocar el violín a la edad de cinco años y medio año después ya estaba en los escenarios en un aprendizaje de auténtico niño prodigio que se desarrolló bajo la dirección de su mentor Zakhar Bron. Con once años Vadim ganó la Medalla de Oro en el Concurso Internacional de Wieniawski (1982), y a continuación debutó en Moscú y Leningrado y dos años después se presentaba internacionalmente en Tokio, Munich, Berlín, Helsinki y en el Carnegie Hall de Nueva York. Su consagración internacional llegaría en 1989, cuando se convirtió en el ganador más joven del Concurso Reina Isabel de Bélgica en Bruselas, uno de los certámenes violinísticos más prestigiosos. Veinte años después Vadin Repin fue presidente del jurado de este concurso. Yehudi Menuhin, el que probablemente ha sido el violinista más grande del siglo XX, dijo de él: “Vadim Repin es simplemente el mejor y más perfecto violinista que jamás he tenido la oportunidad de escuchar”. Repin ha actuado en las principales salas de conciertos del mundo tanto con orquestas como solista. Citar las orquestas que le han invitado a tocar con ella seria interminable (Berlín, Londres, Viena, Munich, Rotterdam, Israel, Los Ángeles, Nueva York…).

Repin, al violín, con la Sinfónica de Tratarstán y la dirección de Sladkovsky ofrecerán el concierto PASIÓN, POESÍA Y SENSIBILIDAD, con un programa que seguro dejará satisfecho a todo amante de la música clásica: la Marcha Eslava y el Concierto para violín Op. 35 de Tchaikovsky, seguido de dos obras de Modest Músorgski, Una noche en el Monte Pelado y Cuadros de una exposición (orquestación de Maurice Ravel).

El Ciclo Goldberg Grandes Conciertos está dirigido a los melómanos más exigentes pero también a quienes quieran introducirse en la música clásica, con un rango de precios asequibles. Tanto abonos como entradas sueltas para todos los conciertos están ya a la venta.

PASIÓN, POESÍA Y SENSIBILIDAD.

Jueves, 30 de enero | 19.30 h | Sala Sinfónica del Auditorio Nacional

¿Qué canciones escuchaba Steve Jobs para entrenar su cerebro?

Escuchar música alegre te vuelve más creativo