La colección Oblique, que Christian Dior presentó en la temporada de invierno de 1950, vuelve más refinada y contemporánea para un hombre actual y tan elegante como monsieur Christian Dior.

Kim Jones imagina hoy el traje Oblique para el vestuario masculino. Un reflejo moderno del tailoring de la Maison que dibuja de nuevo la silueta esculpiéndola en su corte diagonal y donde se equilibra la audacia y dignidad, como el mismo modisto señaló una vez de su versión más clásica.

Esta reedición supone un salto elevado y elegante en el armario masculino.

Para descubrir el proceso de confección de este emblema de la firma, el siguiente vídeo reproduce paso a paso este homenaje en los talleres parisinos de la casa.