Poder trabajar desde casa, establecerte tus propios horarios o tener varios días libres son puntos que se valoran cuando hablamos de trabajo. Gracias a ellos, es posible que la vida fuera de la oficina sea más completa y se le pueda dedicar más tiempo. Pero, ¿qué tipo de trabajos dan esta posibilidad? Son aquellos donde las reuniones, los continuos viajes o la presión no son los protagonistas del día a día. En este caso, toman el papel principal las aficiones, los amigos y la familia.

En este caso, el número uno de la lista es para los científicos. Aunque es un trabajo que requiere concentración y muchos quebraderos de cabeza, en su mayoría son realizados por personas motivadas y entusiasmadas con lo que hacen. Esto les permite tener una mayor productividad y, por lo tanto, una mejor organización del tiempo.

En segundo lugar es para los trabajos de especialistas de SEO. Su aspiración es crecer profesionalmente y seguir una estrategia con el fin de posicionar una marca. Se quedan con la medalla de bronce los guías turísticos. Su vida es un sinfín de anécdotas. Su trabajo les permite tener una vida personal de grandes experiencias.

Socorrista, Social Media o Instructor de Fitness también forma parte de esta lista por las facilidades que ofrecen. Todos son empleos flexibles que requieren un constante relación con otras personas. Por lo tanto, la diversión y los contactos están garantizados.

A la cola del ranking encontramos a los diseñadores, comunicadores, bomberos y secretarios judiciales. Todos son puestos de trabajo que, peses a las habilidades necesarias para llevarlos a cabo, son perfectos para que el balance entre la vida del trabajo y la vida fuera de él sea perfecto.