John Nhoj y Valentino Mogrezutt-Gómez, fundadores de Exclusive Experience, una empresa destinada principalmente a ofrecer servicios relacionados con el turismo de lujo, nos cuentan todos los detalles sobre este sector. “Sobre todo aquí en Barcelona se está moviendo mucho el turismo ruso. También es verdad que el mercado japonés se está abriendo camino aunque existe aún una barrera cultural entre ambos países.”

Otro de los puntos fuertes que podemos encontrar en este mercado es que no influye la estación en la que nos encontremos. Durante el periodo de invierno suele prevalecer un lujo más relacionado con los negocios (gasto en congresos, exposiciones…etc.), mientras que en verano es un turismo más familiar. “Curiosamente durante el Mobile World Congress muchos empresarios alquilaban yates de lujo para tener sus reuniones en un ámbito más privado y exclusivo”, confiesa Valentino Mogrezutt-Gómez.

En cuanto a las ciudades españolas, Barcelona es la elegida por estos turistas por la gran cantidad de tiendas de lujo que podemos encontrar, en especial, en el Paseo de Gracia. No obstante, Madrid se ha posicionado entre las 10 ciudades europeas preferidas para montar un negocio de este tipo, siendo el Barrio de Salamanca, y en concreto las calles de Ortega y Gasset y Serrano, los lugares más demandados para ubicar estas empresas.

Aún así, no son ni las tiendas ni las empresas de lujo lo que más atrae a este tipo de turismo. Los directores de Exclusive Experience nos aclaran que “España se está posicionando muy bien en cuanto al tema gastronómico, sobre todo en San Sebastián ya que muchos restaurantes están calificados con la conocida estrella Michelín.” De hecho, según los datos oficiales de Turespaña, el turismo gastronómico atrajo a 7,4 millones de turistas en 2013, con un gasto aproximado de 1.170 € por persona.