Benedicto XVI comenzó a hacer uso de la red social el 3 de diciembre de 2012. Desde entonces, la iglesia ha utilizado este medio de comunicación para divulgar el evangelio. Y, según los datos, no les ha ido nada mal. El Papa Francisco I cogió el testigo y ha conseguido convertirse en la persona más influyente de Twitter.

Según el informe de la empresa de relaciones pública Burson-Marsteller, Twiplomacy 2014 , el pontífice tiene un promedio de 6.637 retuits diarios, lo que lo convierte en la persona con mayor eco en la red social. Su éxito es tal que incluso ha llegado a superar al presidente de Estados Unidos, Barack Obama. El estudio tiene como objetivo identificar hasta qué punto los líderes mundiales utilizan Twitter y cómo se comunican en la red social.

El Papa Francisco I tiene más de 14 millones de seguidores en su cuenta de Twitter. En su primer año de presencia, el Papa registró 49 millones de menciones en la web de las que tres cuartas partes fueron generadas en Twitter y el resto en portales de noticias-.

El fenómeno papal llega a todas partes del mundo. Tal es el interés que ha despertado que ha conseguido dejar fuera de juego a futbolistas como Leo Messi o cantantes con gran repercusión adolescentes como Justin Bieber. Y un dato curioso. El informe afirma que un 21% de los mensajes del Pontífice se refieren a cuestiones políticas o económicas y sólo el 4% son religiosas.

Eso sí, el liderazgo de Francisco I en Twitter no pudo con la noticia protagonizada por Juan Carlos I. La abdicación del Rey batió récords en la red social y consiguió 28.000 retuits. Y es que, algo tendrá que ver que, como refleja el informe, el idioma español es uno de los más populares de la red. Seguro que este dato lo tiene muy en cuenta el Papa Francisco I.