Todos nos arrepentimos de cosas. Mientras algunas veces puede simplemente haber contar un pequeño secreto que teníamos que mantener entre nosotros, o precisamente ese tatuaje que tantos quebraderos de cabeza nos está dando. Otras veces pueden tener repercusiones más serias, repercusiones que nos cambian la vida.

Por ejemplo, hace poco que el Príncipe Harry y el Príncipe William  han declarado que se arrepienten de las últimas palabras que le dedicaron a su madre Diana y también de no haber hablado antes de su muerte.

En definitiva, el arrepentimiento aparece en todos los modos y las formas habidas y por existir, por ello es necesario que contemos con la habilidad de lidiar con ellos. ¿Cómo podemos pasar página y olvidas los errores del pasado?

El arrepentimiento se puede instalar en nuestras cabezas y dar martillazos hasta el día del juicio final, tiene ese gran poder. Pero no puedes volver atrás y deshacer una acción, no lo puedes cambiar. Así que puedes intentar cambiar tu pensamiento hacia la materia. O vivir en el ya conocido como ”mindfulness” que viene a decir, vivir en el presente.

Probablemente lo que más nos cueste aceptar es que no podemos cambiar esos errores, por norma general, y eso es lo que permite a nuestro sentimiento de culpa instalarse en nuestra cabeza y quedarse a vivir. Es muy fácil entrar en un bucle en el cual lo único que conseguimos es obsesionarnos sobre algo de lo que no tenemos el control.

Por eso es importante localizar estrategias que nos permitan identificar lo que nos está pasando, ser conscientes de que hemos entrado en bucle. De esta forma podemos decidir que queremos cambiar esto, queremos tomar el control de  nuestra mente.

Al principio es muy complicado, pero poco a poco se puede salir de ese círculo vicioso y alejar la ansiedad y el malestar de nuestras vidas.