El Reino Unido tiene un nuevo monarca, el rey Carlos III, después de que la reina Isabel II muriera en el castillo de Balmoral en Escocia el pasado jueves.

Mientras el Reino Unido se lamenta por la pérdida de su monarca con más años de servicio, el gobierno está trabajando en una estrategia para la transición a un nuevo gobernante. El público británico se tendrá que acostumbrar gradualmente a la aparición de una nueva cara y un nuevo nombre en su vida cotidiana, la imagen del rey Carlos III.

Envases de alimentos, sellos, más de 4.500 millones de unidades de billetes y monedas con la cara de la Reina Isabel II se cambiarán ahora que el Reino Unido tiene su primer rey en siete décadas.

Dinero

A pesar de que Isabel II llegó al trono en 1952, su rostro comenzó a aparecer en los billetes en 1960, y se convirtió en la primera monarca en figurar en billetes impresos por el Banco de Inglaterra.

De acuerdo al Banco Central de Inglaterra, los billetes con el retrato de la reina seguirán emitiéndose, no obstante, el anuncio del cambio de moneda se hará una vez que termine el período de luto nacional. La Royal Mint, que fabrica las monedas de Gran Bretaña, aún no ha dado detalles sobre cuándo y cómo comenzará con la elaboración de las monedas con la imagen de Carlos III. Otras naciones como Canadá y Australia también tendrán que cambiarlas.

Algunos expertos aseguran que el cambio en los billetes y monedas se deberá acordarse con el Palacio de Buckingham y la transición tardará dos años.

Sellos y buzones

Las estampillas británicas, a menos que sean ediciones especiales, presentan el retrato de la reina, mientras que los buzones de correo están grabados las iniciales ER, que significa Elizabeth Regina.

Los buzones existentes permanecerían sin cambios, mientras que los que ya están en producción también conservarían la insignia de la reina Isabel II, informó La Royal Mint. Todo esto tendrá que cambiar a la imagen del rey paulatinamente.

Pasaportes y uniformes

También cambiará el diseño de sellos, pasaportes, y uniformes de la policía y ejército. Incluso, tendría que cambiarse una parte del himno nacional del Reino Unido, concretamente la parte que dice: God save our gracious Queen cambiará por God Save the King.