Viajar es costoso la mayor parte del tiempo y más aún durante la inflación global derivada de la pandemia y la guerra de Ucrania. Pero hay maneras de viajar más barato haciendo las cosas de manera diferente, investigando y/o reservando mejor. Aquí te dejamos algunas ideas.

  • Encuentra los horarios más baratos para salir: esto se ha vuelto más difícil ahora que muchos trabajan desde casa y técnicamente se puede viajar mientras se teletrabaja, pero por lo regular, los martes y miércoles son los días más baratos para comprar vuelos en todas las plataformas de venta por internet.
  • Evita registrar el equipaje cuando sea posible: debido a las huelgas a nivel mundial en los aeropuertos, viajar con mucho equipaje puede ser complicado. Evita perder el equipaje o pasar horas en la cola para documentar tus pertenencias. Viaja ligero, con solo una maleta.
  • No trates de abarcar tantos lugares: ¿realmente es necesario planificar un viaje por tres continentes, muchos vuelos y varios hoteles? Eso aumentará el estrés, y los trámites para poder viajar por la Unión Europea debido a las restricciones de viaje por la Covid-19, especialmente si viajas desde el continente Latinoamericano o Asia. Cíñete a un solo país o a una sola región. Evita visitar más de tres países en un mismo viaje.
  • No le tengas temor a las escalas: todos queremos encontrar un vuelo directo y barato, sin embargo, la realidad es que esa es la opción más costosa. Si se viaja a Europa desde América Latina, lo mejor es encontrar una escala vía Estados Unidos (Nueva York, Atlanta, Miami); o una por Canadá (Toronto, Montreal); o una escala en Centroamérica como Panamá. Los costos de vuelo se reducen de manera significativa.
  • Reserva con antelación: siempre es mejor reservar con antelación para todo. Este consejo no solo es para que encuentres vuelos y alojamientos más baratos, sino para que logres encontrar sitio si planeas viajar en época vacacional (ya sea en vuelos, hoteles, tours). Esto es útil para poder hacer el viaje justo como lo planeaste y no tener que cambiar tu itinerario.
  • Ten a la mano diferentes modalidades de pago: casi siempre vale la pena pagar con una tarjeta de crédito o débito, ya que cualquier cobro que quieras aclarar con tu banco lo puedes hacer. Evita cargar grandes cantidades de efectivo, ya que ese dinero lo puedes perder, y sacar dinero de los cajeros es muy costoso debido al cambio de moneda. Considera traer contigo más de una tarjeta en el caso de que llegues a extraviar una.