Los viajes han vuelto con fuerza en este momento, y las bodas de destino no son una excepción. Para las parejas que realmente apuesta alto, la compañía de viajes de lujo a medida Red Savannah acaba de anunciar un nuevo paquete de bodas de 250.000 en la Antártida que es fácilmente el RSVP (responde por favor, por sus siglas en francés) más genial de este año.

Los detalles de la invitación y del evento son los siguientes:

Se invita a bodas de hasta 12 personas, que viajan desde Ciudad del Cabo, Sudáfrica en un vuelo de cinco horas sobre el Océano Austral y aterrizan en la pista Wolf’s Fang en la Antártida, donde están cordialmente invitados a celebrar con una «Boda Blanca en una fiesta White Desert” a su llegada. La gélida fiesta comenzará con un desayuno de bodas de celebración sobre hielo y continuará con una ceremonia con tarta nupcial y champán en el salón de nieve.

Los huéspedes que opten por pasar más de un día en el continente están invitados a quedarse en Echo, un nuevo campamento Polar compuesto por seis cápsulas de última generación con un diseño futurista de ventanas del piso al techo con vista a una vasta extensión de nieve y hielo.

Cada cápsula contiene un espacio común central y un comedor donde la cocina sudafricana se combinará con vinos galardonados. Para las parejas que desean relajarse después de decir sus «sí, quiero», la opción de quedarse en Whichaway Camp (que incluye un espacio de bienestar y una cápsula de sauna a orillas del lago de agua dulce del Schirmacher Oasis) seguramente será el lugar perfecto para una mini-luna de miel.

Si bien todas las actividades a lo largo de la experiencia se pueden personalizar, las opcionales van desde una visita para ver una colonia de 28.000 pingüinos emperador hasta escalar montañas y hielo, recorridos en motos de nieve y un viaje al Polo Sur para un pícnic especial con champán.

Los precios van desde los 250.000 dólares e incluyen vuelos de regreso y traslados desde Ciudad del Cabo a la Antártida, alojamiento, comida, bebidas y actividades. Los invitados no tienen que preocuparse por comprar un regalo para la pareja, ya que se comprometerán 1.000 dólares por persona para iniciativas de conservación y sostenibilidad que van a la Antártida.