La aparición de la electromovilidad ha desencadenado en los últimos años el nacimiento de toda una oleada de nuevas empresas por todo el mundo, todas con el objetivo de convertirse en el próximo Tesla y plantarle cara a los fabricantes tradicionales de automóviles a combustión, con las complejas mecánicas de sus motores. Entre esos nuevos fabricantes surgió Aiways, un fabricante chino que ha revolucionado completamente el mercado.

Es cierto que hasta ahora ningún fabricante chino de automóviles había logrado establecerse en Europa, pero la diferencia que juega a favor de Aiways es que fue fundada en 2017 por Fu Qiang (que occidentalizó su nombre como Samuel Fu), el que fuera director de ventas de Volvo Cars en China. Su absoluto conocimiento del mercado automovilístico europeo y sus importantes contactos empresariales en China le decidieron a crear la empresa con su socio Gary Gu y el apoyo del gigante de las baterías CATL, el primer y mayor proveedor mundial de baterías para vehículos eléctricos.

En vez de grandes alardes de marketing, Aiways utilizó sus recursos para construir una fábrica en Shangrao y diseñar un primer SUV eléctrico, el U5, que ha conseguido situarse rápidamente en el primer puesto de la encuesta anual que elabora la Red de Calidad del Automóvil de China. Después de tres años comercializándose en China, Aiways es ya el primer fabricante chino de coches eléctricos en exportar sus vehículos a Europa. Su todocaminos U5 se vende actualmente en catorce mercados europeos e Israel, además de China y está presente en España distribuido por Astara, el antiguo Grupo Bergé Auto, que también distribuye en España Mitsubishi o Subaru.

Amplio interior

Visualmente, el SUV U5 destaca por el atractivo que le aporta su sencillez. No hay florituras, sino formas clásicas. Sus dimensiones (4,68 metros de largo y 2,80 de batalla –o distancia entre ejes–) lo convierten en un vehículo muy espacioso para todos los ocupantes. Fueron precisamente estas características las que hicieron que el Aiways U5 fuera elegido como lanzaderas VIP para las estrellas internacionales que acudieron en Múnich a la reciente presentación mundial de las máquinas de café automáticas de la centenaria fábrica alemana de menaje de hogar WMF, que contó con la presencia de su embajadora internacional, Diane Kruger, además de las modelos y actrices Nadja Auermann, Toni Garrn, Veronica Ferres, o nuestra Mónica Cruz, hermana de Penélope, entre otros.

El interior del Aiways U5 es algo sobrio, pero hogareño. Las superficies suaves al tacto crean un ambiente agradable, mientras que el cuero añade un toque de nobleza. La falta de guantera es una de las razones por las que el único espacio de almacenamiento bajo la consola central es visible y, por tanto, no es adecuado para los objetos de valor.

El motor eléctrico del U5 produce 204 CV (150 kW) y tiene un par máximo de 310 Nm, con un tiempo de carga rápida del 20 1l 80% de 35 minutos. Con un peso en vacío inferior a 1,8 toneladas, el U5 es más ligero que sus competidores inmediatos (el Mercedes EQB o el VW ID.4, por ejemplo, que pesan más de 2,1 toneladas). El coche alcanza los 100 km/h en 8,5 segundos y su velocidad máxima está limitada a 165 km/h, para ofrecer una autonomía de 400 o 410 kilómetros, según el equipamiento.

Su precio de salida es de 40.900 euros, sin ofertas o promociones, pero el coche se puede acoger en toda sus versiones al programa Moves III, por lo que sumando descuentos por financiación, ofertas de lanzamiento y la ayuda del Gobierno, se puede conseguir a partir de 32.690 euros para la variante Xcite. En un grado superior de equipamiento, el U5 Prime puede encontrarse desde 35.690 euros (incluyendo ayudas y descuentos). Para finales de 2022, Aiways tiene previsto presentar su segundo coche eléctrico, el SUV coupé U6, que contará con la misma plataforma que el U5, pero con una silueta más plana y dinámica.