Jim Irsay ha comprado una guitarra que perteneció al líder de Nirvana, Kurt Cobain, que apareció en el vídeo musical de la exitosa canción de la banda Smells Like Teen Spiri, por 4,5 millones dólares (unos 4,24 millones de euros).

La guitarra Fender Mustang de 1969 para zurdos, con el acabado azul Competition Lake Placid de la marca con el clavijero a juego, superó con creces las expectativas, después de que Julien’s Auctions estimara que el precio de venta estaría entre 600.000 y 800.000 dólares (entre 565.537 y 754.049 euros).

Cobain tocó la guitarra en el muy popular vídeo de 1991 de Nirvana para Smells Like Teen Spirit, que muestra una reunión de ánimo de la escuela secundaria que se convierte en un caótico mosh pit, lo que ayudó a que el álbum de la banda, Nevermind, se convirtiera en disco de oro a las pocas semanas del lanzamiento del vídeo.

Irsay, cuyo patrimonio neto es de 3.500 millones de dólares según las estimaciones de la versión estadounidense de Forbes, dijo que esta guitarra es la última incorporación a su extensa colección de recuerdos relacionados con la música rock, la historia estadounidense y la cultura pop.

La familia Cobain donó una parte de las ganancias a Kicking the Stigma, la iniciativa de la familia Irsay que crea conciencia sobre la salud mental y ofrece subvenciones a organizaciones sin fines de lucro del área de Indiana, ha asegurado Irsay en un tuit.

La guitarra más cara de la historia

Una de las guitarras de Kurt Cobain, una Martin D-18E, se vendió en 2020 por seis millones de dólares (5,64 millones de euros), la cifra más alta de la historia alcanzada en una subasta.

Cobain tocó el Martin D-18E durante la actuación de Nirvana en el MTV Unplugged de 1993 en Nueva York, por la que la banda ganó un Grammy en 1995, marcando una de sus últimas actuaciones antes de la muerte de Cobain.

La guitarra permaneció en la familia de Kurt Cobain después de que el cantante se suicidara en 1994, pero había sido prestada para exhibirla en el Museo de Cultura Pop de Seattle, la ciudad natal de Nirvana, durante los últimos doce años.

A Smells Like Teen Spirit se le atribuye la popularización de Nirvana y la incorporación del género grunge en su conjunto a la corriente principal.

El año pasado, Rolling Stone colocó la canción en el quinto lugar de su lista de las 500 mejores canciones de todos los tiempos.