El futbolista Pedro «Pedri» González, está conquistando los terrenos de juego: milita en la selección española y en el FC Barcelona, uno de los clubes más importantes del mundo. Pero su talento va más allá.

https://forbes.es/wp-content/uploads/2022/05/PEDRI_SS22_YT_15S_1920X1080-1.mp4

Pedri se ha convertido en un icono de la moda con Icons collection, una colaboración junto a la marca de moda Springfield que aúna calidad, diseño y, sobre todo, respeto por el medioambiente, uno de los pilares sobre los que la compañía elabora sus creaciones.

La firma de ropa y complementos quiere, a través de esta y otras colaboraciones, contribuir a la construcción de un futuro mejor con la producción de prendas cada vez más sostenibles.

Tanto es así que, la compañía ha puesto en marcha Springfield RECONSIDER, un proyecto cuyo compromiso es elaborar productos cada vez más sostenibles con el uso de materias primas recicladas, orgánicas y sostenibles, a la vez que utiliza tecnologías de ahorro de agua, químicos y energía en los procesos de fabricación.

Su gran aliado para alcanzar su objetivo de ser responsable con el medioambiente es el deportista del club blaugrana, que se ha convertido en la imagen de esta campaña por su influencia, pero también por su trayectoria personal y profesional llena de valores como la constancia, el esfuerzo y el trabajo duro.

Este icono del fútbol y de una generación de jóvenes comprometidos con el medioambiente se muestra encantado con su faceta de modelo. «Como vistes también define quién eres. Encantado de formar parte de la campaña #BeAnIcon de Springfield y de compartir con ellos el interés por cuidar nuestro planeta», ha compartido el joven futbolista en su cuenta personal de Instagram.

El estilo casual de las camisas, pantalones, chaquetas, polos o jerséis de la colección Icons collection hará que estas prendas sostenibles sean perfectas para cualquier ocasión:

Curiosamente, esta no es la primera vez que Springfield se alía con un futbolista del FC Barcelona. El exjugador del club catalán, Andrés Iniesta, debutó con la firma española hace años, también con una colección “Icons”.

Sueño vs realidad

Springfield nació en 1988 con el propósito de vestir a hombres jóvenes, urbanos y cosmopolitas. Su éxito llevó a la marca a querer expandirse a otros segmentos de población. Por ello, desde 2006, su moda también está dirigida a la mujer.

Lo que comenzó como un sueño se fue moldeando hasta convertirse en una reconocida marca de moda: Springfield trabaja en la actualidad con un equipo de más de 2.000 personas que cuidan el diseño, la fabricación y la venta de las prendas hasta el último detalle; y cuenta con una red comercial que supera las 1.000 tiendas repartidas por más de sesenta países.

La marca de moda busca la mejor calidad para sus prendas. Por eso, ante todo, pone el foco en las materias primas, los acabados y el detalle de cada artículo, y sigue el proceso de elaboración muy de cerca, desde su diseño hasta su elaboración

Su compromiso está claro: vestir a la gente con ropa bien confeccionada, natural, fácil de cuidar, combinable y adaptable a diferentes estilos. Individual y globalmente.