Normalmente, cuando la gente oye hablar de ciudades europeas que venden casas e incluso pueblos enteros por precios simbólicos —como 1 euro— no planean mudarse o cambiar de vida, pero las ofertas son tan intrigantes que se preguntan: «¿Por qué no?».

Hay tantas pequeñas ciudades semiabandonadas en Europa con funcionarios locales que buscan formas creativas de revitalizar sus poblaciones y economías, y con muchas casas pequeñas, villas e incluso palacios vacíos para ofrecer, que la cantidad de agencias inmobiliarias internacionales y casas se han multiplicado.

Los programas de televisión y los medios digitales publican con frecuencia historias sobre aquellos que decidieron seguir el ejemplo y encontraron la «casa de sus sueños» en una pequeña aldea con una gran vista de los pastos ondulantes o no lejos del mar o con vista a los viñedos y olivares en Italia, Francia, España e incluso Suiza.

Un ejemplo muy publicitado es el de la actriz Lorraine Bracco (Goodfellas, Sopranos) que compró una casa de 200 años en la ciudad italiana de Sambuca di Sicilia (una de las primeras en ofrecer ofertas de 1 euro) e hizo una serie de televisión (My Big Italian Adventure) sobre la renovación.

En los últimos tres o cuatro años, Sambuca, con una población de 6.000 habitantes y promocionada como una de las ciudades más bellas de Italia, ha vendido decenas de casas y tiene muchas más en el mercado.

Airbnb entra en el mercado de 1 euro

Incluso Airbnb ha entrado en la moda de Sambuca y ha abierto un concurso que ofrece un acuerdo de alquiler gratuito de un año a una persona, pareja o familia pequeña lista para vivir y servir como anfitriones en una casa de seis habitaciones en el centro del pueblo, uno de las casas de 1 euro que ha sido bellamente renovada. «Múdate a Sicilia, vive en una hermosa casa adosada de 1 euro restaurada y conviértete en Anfitrión de Airbnb», ofrece el gigante del alquiler de casas de vacaciones.

La tendencia «ha estado ocurriendo desde al menos 2015, cuando pueblos españoles enteros comenzaron a salir al mercado por menos del costo de un apartamento de un dormitorio en Londres«, explican desde Dispatches Europe, que tienen una guía de propiedades en oferta. Consulta aquí los pueblos y aldeas españolas que están en venta.

En 2016, CBS informó que «cientos de años después de que un italiano se topó con Estados Unidos, los estadounidenses ahora viajan al pequeño pueblo italiano de Guardia Sanframondi, donde están arrebatando casas por tan solo 15.000 dólares (13.890 euros), y los lugareños están dando la bienvenida».

Incluso hay un libro sobre cómo comprar una casa a 1 euro, 1 Euro Houses. Y es cierto que si tiene el tiempo y los recursos, hay muchas iniciativas nuevas que atraen a los compradores por cifras nominales en pueblos de Suiza, España, Croacia e incluso Japón.

También es cierto que la mayoría se encuentran en un estado deplorable, muchas veces sin plomería ni electricidad, o como dijo Bracco en una entrevista: «Era un agujero que había que renovar por completo». Así´lo hizo con ayuda local, y explicó que en Estados Unidos «no sería posible hacerlo sin que costara millones de dólares».

Y hay advertencias en torno a tales ofertas «demasiado buenas para ser verdad»: los compradores potenciales deben aceptar renovar la propiedad dentro de un tiempo determinado, generalmente tres años, y vivir allí. De lo contrario, la casa vuelve a los municipios.

Por más de 1€

Italia ha estado a la cabeza ofreciendo alternativas creativas para atraer a los compradores y dar nueva vida a las ciudades deterioradas. Durante años, según datos oficiales, el país ha registrado una de las tasas de natalidad más bajas de Europa y está en camino de perder una quinta parte de su población en los próximos 50 años.

Uno de los problemas que encuentran algunos alcaldes cuando intentan implementar el programa de 1 euro es que «era imposible rastrear a los propietarios de las casas abandonadas y los obstáculos burocráticos para deshacerse de los edificios resultaron ser enormes», escribe The Local.

Algunos han ideado nuevos esquemas como las ciudades de Carrega Ligure en Piamonte, Latronico en Basilicata, Biccari en Puglia y Troina en Sicilia que han lanzado sitios web para exhibir casas baratas renovadas y han abierto agencias inmobiliarias profesionales para ayudar a conectar a los compradores interesados ​​con los dueños de casas abandonadas.

Esos pueblos han descubierto que poner casas baratas en el mercado era mejor que tratar de venderlas por 1 euro. Montieri, en Toscana, según The Local, había anunciado inicialmente casas antiguas por 1 euro, pero ahora las comercializa a partir de 20.000 euros.

Luego hay otros incentivos: «El remoto pueblo alpino de Locana, en Piamonte, ofreció recientemente pagar hasta 9.000 euros durante tres años a las familias dispuestas a mudarse y establecerse en medio de los picos nevados y los verdes valles, siempre y cuando tener al menos un hijo y un salario mínimo anual de 6.000 euros», escribe el periódico.

En el pequeño pueblo piamontés de Cabella Ligure, los compradores de casas baratas obtienen exenciones fiscales para las renovaciones y pagan menos impuestos sobre la propiedad, incluso si se trata de su segunda casa. Otros incentivos inventivos recientes incluyen ofertas de dinero para ayudar a las familias dispuestas a establecerse o iniciar un nuevo negocio.

Internet de alta velocidad para nómadas digitales

Ahora que el covid ha alimentado la tendencia a trabajar desde casa y desde cualquier parte del mundo, la iniciativa italiana más reciente para revivir pueblos rurales en decadencia es conectarlos a Internet de alta velocidad y abrir el mercado inmobiliario barato a un número creciente de nómadas digitales.

«El gobierno ha anunciado un plan de mil millones de euros para promover la revitalización de las aldeas rurales al facilitar el proceso de visas a los ‘trabajadores remotos que buscan la dolce vita», según Quartz.

«Tenemos miles de aldeas maravillosas que estas visas podrán revivir», dijo Dario Franceschini, el Ministro de Cultura italiano, al Times de Londres. «Ahora que las personas pueden trabajar sin estar físicamente presentes en las oficinas, el aislamiento de estos lugares ya no es un problema, sino todo lo contrario, un factor de encanto». Hace solo unas semanas, el gobierno anunció la introducción de una «visa de nómada digital» que fue aprobada y convertida en ley como parte del nuevo «decreto sostegni ter».

Con la visa renovable de un año para trabajadores remotos «altamente calificados» que planean establecerse en el país, «Italia ahora parece lista para unirse a países de la UE como Alemania y Portugal al ofrecer visas especiales que permiten a los trabajadores remotos mudarse a Italia desde fuera de la Unión Europea», informa The Local.

«El gobierno tiene que trabajar en un nuevo proyecto de ley para implementar la ley, definiendo todos los procedimientos y detalles«, dijo al periódico el parlamentario del Movimiento Cinco Estrellas Luca Carabetta, quien promovió la visa de nómada digital.

«Tenemos un nuevo sitio web donde, junto con los detalles de los alquileres disponibles, también hemos incluido todo lo útil que un forastero podría necesitar para vivir aquí y sentirse como en casa, como contactos locales de plomeros, niñeras, médicos, electricistas…» dice Federico Balocchi, el alcalde de Santa Fiora en la Toscana.

El sitio web de la ciudad promociona a Santa Fiora como «uno dei Borghi piu belli d’Italia» (uno de los pueblos más bellos de Italia) y ofrece «propiedades, servicios e infraestructura de banda ultraancha para trabajadores inteligentes en un interior que es sinónimo con excelente calidad de vida». «¡Vive en el pueblo por un corto tiempo o para siempre!», invita la web.

Sin embargo, una advertencia: los trabajadores remotos deben demostrar que estarán trabajando y no simplemente disfrutando del sol de la Toscana.