Convencido de que los ojos de quienes nos miran desde fuera de España son más admiradores que los nuestros propios, el diseñador español Juanjo Oliva sigue haciendo una moda responsable de reacciones que vayan más allá de la aceptación estética. Que algo guste, como si propio nombre indica, es una cuestión de gustos. Pero que algo resulte necesario es un trabajo que requiere una dedicación constante, y en esto las colecciones de Oliva siempre tienen algo que decir.

Con motivo de la presentación de su colección otoño-invierno 2022/2023, presentada en el marco de la Semana de la Moda de Madrid y con programación de Madrid es Moda, el modisto ha desfilado con sus últimas creaciones, vinculadas estrechamente con la tecnología, importante para el desarrollo diario de la vida y con estrecha vinculación con la salud. Sus dos fuentes de inspiración para una línea de prendas prêt-à-porter de lujo donde predominan colores como el amarillo ámbar, azul royal, rosa flúor y verde lima, entre otros. Esta paleta de tonos se verá reflejada en diferentes tejidos que van desde el twill, crepe o raso hasta el popeline.

Una pasarela minimalista y cuidada en detalle ha sido el escenario para presentar el trabajo colaborativo realizado entre la firma española de moda y Amazfit, la marca líder mundial de dispositivos inteligentes. Juntas han lanzado una colección de diseños exclusivos inspirados en la autoexpresión y la diversidad del usuario. El trabajo conjunto fomenta un estilo de vida saludable gracias al poder de la tecnología. Cada una de ellas bajo el sello de Juanjo Oliva: prendas atemporales donde cada pieza combina con otras y ofrecen distintas posibilidades.

«Estaría muy bien que para poder seguir luchando en la moda española tuviéramos más apoyo institucional y más pulmón financiero».

¿Por qué una colaboración con la marca Amazfit?

Desde hace un tiempo percibimos que hay interés de las grandes marcas de apostar por este tipo de colaboraciones y con diseñador de moda de autor. Amazfit es una marca que quiere mejorar constantemente sus líneas de producto y pensamos que una colaboración con nosotros podría crear sinergias que beneficiaran a ambas marcas. Para nosotros fue un reto la propuesta de diseñar dos esferas para sus SmartWatches GTR3 Pro y GTS3. Unir tecnología, diseño y moda ha resultado ser un trabajo que podría definir como una experiencia 360º.

La unión de moda y tecnología aplicada a la salud parece dar buenos resultados… ¿Cómo puede ayudar esta industria a estar más sanos?

Desde Juanjo Oliva siempre hemos pensado que mejorar el estado de ánimo de nuestros clientes –a través de nuestro trabajo en moda– era y es una prioridad. Desde la selección de tejidos, la elección de los colores o a través de la tecnología de vanguardia, que nos permite monitorizar nuestra salud con el uso de los smartwatch de Amazfit. Si tenemos salud, tenemos belleza, y la búsqueda de belleza ha sido siempre una finalidad en mi trabajo.

Diseñador Juanjo Oliva

Y en cuanto a sus diseños, reflejan una moda atemporal, de fondo de armario, pero sin renunciar a las tendencias. ¿Cómo consigue la convivencia de ambos universos?

Siempre hemos intentado buscar el equilibrio entre lo que nos gusta hacer, que es reflejar el ADN de la casa, y la contemporaneidad. No creemos en las tendencias, pero entendemos que hay corrientes o influencias, y que nos gusta seguir. Sólo basta con saber que la diseñar con atemporalidad no conlleva perder el pulso de la moda.

Ahora que ya ha diseñado desde el punto de vista de la tecnología, ¿qué le queda por hacer en este sector?

No he hecho nada mas que empezar, creo que la fusión de moda y tecnología nos depara nuevos caminos que todavía no podemos ni imaginar

¿Y hay algo que no haría, aunque eso supusiera no estar en la primera fila de los maestros referentes de la moda?

Desde hace 22 años dirijo mi empresa como CEO y como director artístico, y siempre he pensado que se pueden hacer concesiones pero nunca sacrificios. Por ejemplo, no pensar en tener una buena salud no es negociable.

Pero la moda, aunque inspiracional, no deja de ser un negocio. ¿Considera que se apoya lo suficiente a la moda española y a la moda de autor?

En este momento, tenemos algo más de apoyo, pero no el suficiente. Estamos hablando de una forma de hacer moda que es ejemplar, con lo cual todo apoyo es necesario para que la gente pueda comparar este tipo de moda ejemplar con la que no lo es.

¿Y qué cree que habría que hacer para dar más visibilidad de las firmas nacionales dentro y fuera de España?

Tenemos que seguir luchando. Y estaría muy bien que para poder seguir haciéndolo tuviéramos más apoyo institucional y más pulmón financiero.