Gerard Piqué siempre ha sido un futbolista que ha hablado sin tapujos y que no ha dudado en tratar temas polémicos que otros ni siquiera se atreven a mencionar. Uno de esos temas, como no podía ser de otra forma, es el dinero.
De sobra es conocida su faceta empresarial con el grupo Kosmos, con el que gestiona la Copa Davis, o con el FC Andorra, del que es propietario, entre otros. No obstante, su faceta principal sigue siendo la de futbolista y es aquí donde el central ha soltado la bomba.

A principio de temporada, dentro de la crisis económica e institucional que está sufriendo el FC Barcelona, algunos de sus futbolistas, con Piqué a la cabeza, aceptaron rebajas en sus salarios. En el caso de Gerard, que anteriormente cobraba unos 11 millones de euros por temporada, desde el club se anunció que rebajó su nómina de forma significativa.

Ahora la polémica ha saltado tras las palabras que dijo el periodista Lluis Canut en el programa Onze de la cadena pública catalana Esport 3. Ahí, según unas informaciones que el propio periodista afirmaba conocer, explicó que Gerard Piqué, junto a los otros capitanes Sergio Busquets y Jordi Alba, era el jugador con mayor salario del equipo.

Concretamente, de Piqué se dijo que tenía una ficha anual de 28 millones de euros, mayor incluso que los datos que se manejaban antes de su rebaja salarial. No obstante, el FC Barcelona salió rápidamente al paso negando esta información mediante un comunicado oficial publicado en la web del club.

Además, el propio central culé quiso dejar clara su postura, criticando al periodista, pero, sobre todo, dando un revelador dato al publicar una captura de pantalla del cobro de su última nómina la cual, explica el jugador, corresponde al 50% del total, ya que en el club se reparte en dos pagos en junio y diciembre.