La cantante ha comprado la casa perteneciente a Sylverte Stallone en Beverly Hills, Los Ángeles (California). Además, a lo largo de estos tres últimos años, la artista ha adquirido otras tres viviendas en California. El año 2021 ha sido muy positivo para ella, ya que ha lanzado su último disco, 30.

Stallone, reciente, se mudó a Florida, en concreto, a una propiedad de 35 millones de dólares en Palm Beach y llegó a un acuerdo con Adele para que adquiriera el hogar en el que ha permanecido durante más de 30 años. El precio inicial de esta vivienda era de 100 millones de dólares, pero redujo su precio a la mitad para deshacerse de ella.

Stallone negoció en primera instancia la venta de la casa a través de la agencia inmobiliaria de lujo Hilton & Hyland, entre cuyos agentes figura el padre de Paris Hilton, su hijo Barron Hilton II y la esposa de este, Tessa. En vista de su nulo éxito, fue la mujer del actor, Jennifer Flavin Stallone la que se hizo cargo de la mansión con una nueva empresa.

Se trata de una mansión que cuenta con más de 1.700 metros cuadrados y está ubicada en una propiedad de 15.000 metros cuadrados. Esta consta de ocho dormitorios y 12 baños. En la cada principal, construida en 1994 por el protagonista de Rocky, tiene seis dormitorios y nueve baños. La suite principal, a su vez, incluye una sauna, un baño de vapor y una oficina con terraza. Además, en la habitación se observa una estatua de Rocky y otra de Rambo, disparando un arco y una flecha.

El barrio de Beverly Hills recoge diferentes mansiones que pertenecen a multitud de celebridades que eligen este lugar para vivir. Esto se viene dando desde la época dorada de Hollywood, cuando los actores construían sus casas. Christina Aguilera, Britney Spears, Jennifer Aniston, Antonio Banderas y David Beckham fueron algunos de los famosos que eligieron propiedades cerca de la nueva casa de Adele.